jueves, 7 de febrero de 2019

CAPITULO 23

CONOCIENDO LOS DERECHOS FILIALES



Ninguna persona puede andar confiadamente en la mente renovada hasta que reconozca su posición legal en Cristo. Uno tiene que conocer sus derechos filiales. Yo soy un hijo de Dios, renacido del Espíritu de Dios. ¿Qué significa esta filiación para mí? Para entender esto tendré que saber lo que recibí cuando fui redimido, lo que obtuve cuando Dios me justificó. Tengo que descubrir qué es la justicia, qué es la santificación, y qué es el ministerio de la reconciliación. Tengo que entender todas estas cosas si voy andar con la grandeza y el poder de Dios.

Anteriormente hemos estudiado la redención y la filiación. Leímos que somos herederos de Dios y coherederos con Jesucristo. Sabemos que, con la redención, tenemos la simiente incorruptible de Dios nacida adentro y así tenemos vida eterna. Ahora, ¿qué de los demás beneficios?

Romanos 5:19:

Porque así como por la desobediencia de un hombre [Adán] los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno [Jesucristo], los muchos serán constituidos justos.

Si Dios, por medio de Jesucristo, constituye justa a una persona, entonces esa persona es justa.
1 Corintios 1:30:Mas por él [Dios] estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención.
Si Dios nos ha dado estas cosas, tenemos la sabiduría de Cristo, su justificación, su santificación y su redención.

La palabra “santificado” quiere decir “ser puesto aparte”. Antes de que un hombre sea renacido del Espíritu de Dios, él es un hombre de cuerpo y alma; eso es todo. Pero cuando es renacido, él es separado por Dios para el cielo y ni siquiera el infierno puede impedirle que vaya.

Después de ser separado para el cielo, ¿qué viene con la justificación, la justicia, y los demás derechos filiales?
Filipenses 3:9:
y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley [Si usted guarda los diez mandamientos, no es hallado en él porque tiene su propia justicia por la ley.], sino la [justicia] que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe.
¿Cuán justo es Dios? El es Justo. Entonces, espiritualmente, un creyente es tan justo- tan libre del pecado-como Dios. Esto es lo que la Palabra dice.

Romanos habla de la justificación o la liberación de la penalidad del pecado. El contexto se refiere a Jesucristo.
Romanos 4:25:el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.
El texto “original” dice: “El cual fue entregado por nuestras transgresiones y resucitado cuando nosotros fuimos justificados”. Fuimos completamente liberados de la penalidad del pecado cuando Dios le resucitó. Romanos 3 dice que así como ningún hombre recibe justicia por la ley, tampoco es ningún hombre justificado por ella.
Romanos 3:20:Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.
Ninguna carne es justificada delante de Dios por la ley. Así que no importa con qué diligencia un hombre trabaje para guardar la ley, no importa cuántas veces él se arrodille y ore hasta el amanecer, él no va a ser justificado por estas acciones sinceras.
Romanos 3:21-25:
Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas;
la justicia de Dios por medio de la fe en [de] Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia,
por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
siendo justificados gratuitamente [no de mala gana o con vacilación] por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,
a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados.
Romanos 5:1:Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.
Siendo justificados por la fe de Jesucristo, nosotros tenemos paz. La paz no es algo por lo que se trabaja; la obtenemos cuando le recibimos a él. Estamos en paz con él. Si renovamos la mente, estaremos en paz y actuaremos pacíficamente porque tenemos la paz de Dios.
Romanos 5:6-9:Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno [algún hombre] osara morir por el bueno.Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.
¿Cómo puede la gente enseñar que los cristianos tienen que pasar por la tribulación como está escrito en el Libro del Apocalipsis? Romanos dice categóricamente que hemos sido salvos de la ira venidera.
Romanos 5:10:Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.
Mire usted a 2 Corintios 5:17: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es”. No dice “Cristo en usted”. Cristo en una persona es salvación; una persona en Cristo es la mente renovada, la comunión que uno tiene con él.
2 Corintios 5:17,18:De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas [en la mente de uno]pasaron; he aquí todas son hechas nuevas [en la mente de una persona al grado que él está en Cristo, comunión].Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió [tiempo pasado] consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación.
En los Evangelios Jesús tenía el ministerio de reconciliar a los hombres con Dios, Jesús dijo: “Yo edificare mi iglesia”. En la Administración de la Iglesia los creyentes renacidos, usted y yo, tenemos esta responsabilidad. Si él nos dio el ministerio de la reconciliación, somos responsables por su utilización, su operación, su funcionamiento. Nosotros que tenemos el ministerio de la reconciliación podemos sentarnos y no hacer nada. Pero a menos que otros sean informados sobre el nuevo nacimiento, sobre el espíritu santo y sus manifestaciones, a menos que se les diga lo que son sus derechos filiales, ellos nunca sabrán. Ahora usted y yo tenemos este ministerio.
2 Corintios 5:19:Que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.
¿De qué me sirve tener el ministerio de reconciliarle a usted con Cristo a menos que yo tenga la Palabra para informarle cómo ser reconciliado, cómo ser salvo, cómo ser lleno del espíritu santo, cómo operar las manifestaciones, cómo renovar la mente de Cristo en nosotros para manifestar los frutos del espíritu santo, cómo creer para que sus oraciones sean respondidas, cómo andar? Note usted que Dios no nos ha dado la palabra de la reconciliación; El nos la encargó. Si El nos la encargó, nos la entregó completamente, Dios se limitó a usted y a mí en esta administración.
2 Corintios 5:20,21:
Así que, somos [no cuando muramos, sino en este momento] embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.
Al que no conoció pecado [a Jesucristo], por nosotros [Dios] lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
El versículo 20 dice: “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo…” ¿Por qué no comportarse como un embajador? Si el presidente de su país le llamase para ser un embajador, usted saldría a comprar un esmoquin nuevo y una corbata negra. Compraría un paraguas nuevo y un sombrero de copa nuevo, nuevas maletas, y los otros accesorios. ¿Por qué? Porque usted ha sido comisionado para representar mejor a su nación.

Cuando usted es renacido del Espíritu de Dios, la Palabra dice que usted es un embajador en nombre de Cristo. ¿Sabe usted cómo luce el embajador cristiano típico? Luce aplastado con todos los pecados del mundo y completamente vencido mientras “lleva su cruz”. Está desanimado, malhumorado y derrotado. No se sorprenda de que nadie se acerque para oír el mensaje de este embajador. El no podría entusiasmar ni siquiera a un ratón hacia un tarro de basura, mucho menos interesar al mundo seglar en su reconciliación con Dios. Si ser cristiano es un trabajo tan difícil, poca gente será impresionada por su ejemplo paupérrimo.

¿Cuándo vamos a creer nuestros derechos filiales? ¿Por qué no caminar por las calles en nuestras comunidades, en nuestras ciudades, en nuestros pueblos, en las varias regiones de nuestros países con nuestras espaldas rectas y nuestras cabezas en alto y decir: “Yo soy un hijo de Dios. Soy embajador para el Señor Jesucristo. ¿Cómo está usted esta mañana? Bueno, ¡yo estoy maravillosamente bien!”? Hemos llegado a acostumbrarnos tanto a ver al cristiano promedio apesadumbrado y derrotado que nadie proyecta la actitud del embajador de Dios con derechos filiales. Usted y yo somos lo que la Palabra de Dios dice que somos, tenemos lo que la Palabra de Dios dice que tenemos y seremos lo que la Palabra de Dios dice que seremos. Y ella dice que somos hijos de Dios.
1 Juan 3:2:Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
Además de ser embajadores, como creyentes también somos llamados a ser mensajeros, testigos, soldados y obreros. Como mensajeros debemos, como Epafrodito, ministrar a las necesidades de los demás.
Filipenses 2:25:Mas tuve por necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de milicia, vuestro mensajero, y ministrador de mis necesidades.
Como testigos debemos informar a otros sobre Cristo. Nuestra responsabilidad como testigos es muy extensa y exigente.
Hechos 22:15:Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído.
Hechos 1:8:Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Como soldados de Cristo no debemos enredarnos indebidamente en lo trivial de esta vida, como nos advierte 2 Timoteo.
2 Timoteo 2:3,4:Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.
Pero nosotros debemos pelear una buena batalla según amonesta 1 Timoteo.
1 Timoteo 6:12:Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
El lenguaje figurado de soldados y de lo militar se encuentra a través de toda la Biblia. Tal vez el consejo más crítico para nosotros como guerreros de Cristo se nos da en Efesios.
Efesios 6:12:Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo [mundo], contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
Nuestra batalla no es física, es espiritual. Por lo tanto tenemos que equiparnos con armadura espiritual para pelear contra las potestades de maldad.
Efesios 6:13:
Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.
Como obreros trabajamos con Dios, según lo dice 1 Corintios.
1 Corintios 3:9:Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.
Nosotros laboramos en muchos aspectos de la vida cristiana; pero nuestra responsabilidad más fundamental como obreros es la base de este curso de discipulado.
2 Timoteo 2:15:Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.
Además de ser embajadores, mensajeros, testigos, soldados y obreros, se nos ha dado el ministerio de la reconciliación, y se nos ha encargado la palabra de la reconciliación. ¿Cuándo vamos a declarar lo que dice la Palabra sin preocuparnos de lo que puedan decir los vecinos? Tenemos que renovar la mente a lo que dice la Palabra, no a nuestros vecinos.

Por esto es que murió Cristo; por esto es que Dios dio a Su Hijo unigénito. Usted y yo deberíamos tener la valentía de declarar lo que dice la Palabra de Dios. Vea Colosenses.
Colosenses 2:6,7:
Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él;
arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.
Efesios 1:17-23:Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,
alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él nos ha llamado, y cuales las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
y cual la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,
la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,
sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo [mundo], sino en el venidero;
y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.
El tener la mente renovada mientras nos mantenemos firmes en nuestros derechos filiales es la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos. Cuando nosotros pongamos la mente de Cristo en nuestras mentes, y empecemos a vivir a su manera, no solamente serán abundantes nuestras vidas, sino que las vidas de otros serán cambiadas por nuestro ministerio de reconciliación.




CURSO DE DISCIPULADO CAPITULO 24

LOS CINCO MINISTERIOS EN LA IGLESIA

La Iglesia fue establecida en el día de Pentecostés. A cada miembro -a todo aquel que ha creído, cree o creerá en Jesucristo- le ha sido encargado el ministerio de reconciliar a otros con Dios. Además de este encargo global que fue hecho, Dios designó específicamente cinco dones de ministerios para la Iglesia. El propósito de estos ministerios es capacitar a los creyentes para que anden con el poder de Dios mientras añaden nuevos miembros al Cuerpo y ayudan a los miembros antiguos a mantenerse en comunión. Los cinco dones de ministerios están establecidos en Efesios 4. Antes de empezar a leer, note que los versículos 9 y 10 están entre paréntesis. Un paréntesis es una figura literaria insertada como explicación. Entonces para mayor claridad leamos el versículo 8 y saltemos al versículo 11 para continuar el punto en cuestión.

Efesios 4:8 y 11:
Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres.

Y él mismo [Dios en Cristo] constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros.

Algunas personas sostienen que cuando los apóstoles del Nuevo Testamento murieron, no hubo más apóstoles o profetas. Este no puede ser el caso porque Dios dijo que “Subiendo a lo alto, [Cristo] llevó cautiva la cautividad, Y dio dones” a la Iglesia. Vivimos durante la Administración de la Iglesia así que estos dones todavía tienen que sernos dados. Efesios dice que El dio (1) apóstoles, (2) profetas, (3) evangelistas, (4) pastores y (5) maestros. Si quedan algunos pastores, tiene que haber algunos apóstoles; si quedan algunos maestros, tiene que haber algunos profetas; si quedan algunos evangelistas, tiene que haber algunos apóstoles, profetas, pastores y maestros.

Los dones espirituales son citados en Romanos 12; 1Corintios cap. 12-14; Efesios cap. 4 y 1Pedro 4. 

El apóstol Pablo expresa a la Iglesia de Corinto que no quiere que estén ignorantes acerca de los dones espirituales, y al enseñárselos hace tres clasificaciones: diversidad de dones, los cuales son dados por el Espíritu Santo; diversidad de ministerios, que son dados por el Hijo y diversidad de operaciones, dadas por el Padre. Este estudio aborda los ministerios, es decir, los dones dados por Cristo a su Iglesia, para el perfeccionamiento de su Cuerpo.

Los cinco ministerios son dones de ministerio dados por el espíritu santo, en forma humana que Jesucristo ha repartido a su Iglesia, hasta que alcance la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, hasta llegar a la estatura del varón perfecto, a la medida de la plenitud de Cristo; para equipar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Ef. 4:12), y no ser niños fluctuantes, sacudidos a la deriva y llevados a dondequiera por vientos de doctrina (Ef. 4:14). La misión de los cinco ministerios es arrancar, derribar, destruir y derrocar (Jer. 1:10) toda obra de tinieblas en nuestra vida, para luego edificar y plantar sobre el fundamento que es Cristo. Estos cinco ministerios son: apostólico, profético, magistral, Evangelístico y pastoral.

Jesucristo cuando se fue, dotó a la iglesia de estos 5 ministerios, a través del Espíritu Santo, porque ella haría mayores obras que las que Él hizo (Jn. 14:12), por lo tanto, así como Jesús evangelizó, pastoreó y enseñó al pueblo de Israel, así mismo, Dios levanta hombres para que realicen esta tarea, veamos:

1. MINISTERIO APOSTÓLICO (Alas de águila). La palabra apóstol se traduce del griego apostolos, que significa uno que es enviado y mensajero (Strong 652) y del griego apostello que quiere decir enviar para un servicio o una comisión (Strong 649). Este vocablo describe la relación que existe entre el ministro y Cristo (Diccionario Vine), que no le importa morir, si fuera necesario para cumplir con su llamamiento (Hch. 20:24), y no podrá callar lo que ha visto y oído (Hch. 4:19-20). La Biblia muestra apóstoles enviados por el Padre, por el Hijo y por el Espíritu Santo.

a. APÓSTOLES DEL PADRE: JESUCRISTO, Hebreos 3:1: La Biblia nos enseña que Jesucristo es el Apóstol enviado por Dios Padre para realizar Su Obra.

b. APOSTOLES DEL HIJO: LOS DOCE APÓSTOLES (Mt. 10:2-4; Ap. 21:14). Los doce discípulos son elegidos por el Señor para recibir una instrucción especial, ellos fueron: Simón Pedro, Andrés, Jacobo, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Simón el Zelote, Judas hijo de Jacobo y Judas Iscariote, el que le traicionó. Estos doce le acompañaron en su ministerio terrenal, vivieron con él, fueron testigos oculares de los milagros, maravillas y portentos que hizo en diversas situaciones, y luego, enviados para que hicieran todo lo que Jesús había hecho y aún más. Las instrucciones para ellos fueron: ir a las ovejas perdidas de la casa de Israel a predicar que el reino de los cielos se había acercado, que sanaran enfermos, resucitaran muertos, limpiaran leprosos, expulsaran demonios, dando de gracia lo que de gracia recibieron (Mt. 10:6-8), se les denomina apóstoles del Cordero y sus nombres están escritos en los cimientos de la ciudad celestial.

c. APOSTOLES DEL ESPÍRITU SANTO: Posterior a la ascensión de Cristo a los cielos, fue el Espíritu Santo el encargado de designar quienes desarrollarían las diferentes funciones apostólicas para alcanzar el propósito de capacitar a los santos y de perfeccionar la Iglesia (Ef. 4:11-13), teniendo la mención de algunos de ellos en la Biblia.

I. BERNABÉ. (Hch. 14:4,14)     III. SILAS. (1 Ts. 1:1; 2:6)
II. PABLO. (Hch. 14:4, 14)        IV. TIMOTEO. (1 Ts. 1:1; 2:6)

2. FUNCIONES APOSTÓLICAS. La Biblia muestra las funciones que realizan los apóstoles:
a. ESTABLECER DOCTRINA (Hch. 2:41-42; Ef. 2:20) El apóstol establece la sana doctrina como fundamento para crecer hasta ser un templo santo en el Señor. El águila es figura del apóstol, este animal es de fuerte musculatura,
vuelo rápido a grandes alturas, posee una gran visión, fabrica su nido en lo más alto de la peña (Job 39:28-29), representa la ligereza de un ejército (La. 4:19), es enemiga de la serpiente y finalmente, cuando come algo que la intoxica, busca una roca alta y caliente para desintoxicarse, figura de que el apóstol buscará la Roca Eterna que es Cristo y el fuego del Espíritu para escudriñar la doctrina, desechar lo que no sirve y entregar al pueblo la sana doctrina. El apóstol  es un elemento pionero en el trabajo como misionero. Romanos 15:20 dice: Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno... él se preocupó en predicar el evangelio en lugares donde Cristo no había sido conocido.

b. CUBRIR (Mt. 28:18-20). Cuando el Señor Jesús resucitó, le fue dada toda potestad en el cielo y en la tierra, promete que estaría cubriendo a los suyos todos los días hasta el fin del mundo, este poder de cubrir fue delegado a los cinco ministerios. Cuando Jesús entró en la casa del centurión (Mt. 8:8), éste se sentía indigno porque en las costumbres judías cualquiera que entraba en una casa, quedaba bajo cobertura, protección y autoridad. Es importante estar bajo cobertura apostólica para que la casa no sea desierta (Mt. 23:37-39), para recibir la enseñanza y doctrina (Ef. 2:20-22). El apóstol recibe de parte de Dios una capacitación especial para iniciar ministerios. Las señales y prodigios y los poderes de milagros son recursos que Dios le permite usar para dar testimonio de su veracidad de la obra que se ha propuesto. Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros. (2Corintios 12:12).

c. ENVIAR (Hch. 7:35, 9:5-18; Mt. 10:6-8). Así como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo enviaron a sus mensajeros con comisiones específicas, así el apóstol tiene la facultad de enviar, guiado por el Espíritu Santo, a ministros para realizar funciones Ministeriales de: apóstol, profeta, evangelista, pastor o maestro.

d. El sufrimiento es parte integrante del misterio apostólico.

1 Corintios 4:9-139 Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres.10 Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados.11 Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija.12 Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos.13 Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos.

Por último un apóstol es uno que trae nueva luz a su generación. Puede ser revelación antigua, pero es nueva para la generación a quien él habla.


3. MINISTERIO PROFÉTICO 

(Alas de gallina). La palabra en griego que designa profeta, es la expresión prophétes, es un sustantivo compuesto de la raíz "phé" (decir, proclamar), que tiene siempre una connotación religiosa, y el prefijo "pro", es un adverbio de tiempo que tiene el significado de "antes", "de antemano". Se sugiere, entonces, el significado de "aquel que predice el futuro", "aquel que predice de antemano", que parece ser confirmado por el empleo de la palabra de prophemi (predecir, proclamar de antemano).Un profeta es uno que habla por Dios a la gente de Dios. El no es un evangelista; él trabaja dentro del cuerpo de creyentes. Un profeta es un hombre que habla a la gente de Dios para que ellos vuelvan a la Palabra de Dios y a la comunión que ordenó el Padre. Algunos ejemplos de profetas en el Nuevo Testamento son:
a. JUAN EL BAUTISTA (Mt. 11:9-10)
b. ANA (Lc. 2:36)
c. PROFETAS EN LAS IGLESIAS (Hch. 13:1)
d. AGABO (Hch. 11:27-28; 21:10)
e. LAS HIJAS DE FELIPE (Hch. 21:9).

4. FUNCIONES PROFÉTICAS EN LA IGLESIA. La Biblia enseña que las funciones del ministerio profético, en el cuerpo de
Cristo son:
a. HABLAR DE PARTE DE DIOS (He. 1:1). Dios utiliza cualquier medio para hablar a su pueblo, sin embargo, envía mensajes por medio de los profetas, anunciando su consejo, el profeta debe mantener sus sentidos espirituales sensibles a la voz de Dios en todo tiempo, para hablar de parte de Él, y no de su propia cuenta (Dt. 18:18-20).


b. PROTEGER (Mt. 23:37-39; Lc. 13:34). El profeta se identifica con las características de las alas de la gallina, quien reúne a sus polluelos para protegerlos de los embates del enemigo. En el antiguo Testamento, Dios envió
profetas para reunir a su pueblo bajo sus alas protectoras, pero los hirieron y los mataron (Mt. 23:37), envió a Jesucristo, y también lo hirieron y lo mataron (Lc. 24:46), y ahora en el tiempo de la iglesia, Dios levanta profetas cuyo propósito es proteger al pueblo de Dios.

5. MINISTERIO EVANGELISTA (Alas de paloma). “Evangelista” se traduce del griego euanguelistes y significa mensajero de la bueno, proclamar las gratas nuevas (Strong 2099), esto indica que los evangelistas son mensajeros que llevan buenas noticias del reino: la salvación y la vida eterna. Un evangelista saca de la cautividad a muchos (Lc. 4:18-19), «El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, [19] a pregonar el año del favor del Señor». El evangelista se caracteriza por el amor hacia las almas perdidas, debe estar lleno del Espíritu Santo (Hch. 2:2-4). Es un ministerio que debe soportar las aflicciones al hacer la Obra (2 Ti. 4:5) y son pescadores de hombres (Mr. 1:17).

Algunos evangelistas que se mencionan en el Nuevo Testamento son:
FELIPE (Hch. 21:8). Este es el único personaje a quien se le denomina evangelista, era uno de los siete varones de buena reputación, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, elegidos para servir las mesas de la iglesia en Jerusalén (Hch. 6:5). Felipe evangelizó Samaria, donde se convirtieron muchos, efectuaba milagros (Hch. 8:4-8;21:8), fue llevado en el Espíritu por donde pasaba el eunuco, quien fue evangelizado y bautizado (Hch. 8:26-40). Evangelizó Azoto (Asdod) y las ciudades de la región, hasta Cesarea.

6. FUNCIONES DEL MINISTERIO EVANGELISTA.

a. ANUNCIAR LAS BUENAS NUEVAS (PREDICAR EL EVANGELIO). La función primordial del evangelista es predicar el evangelio en el poder del Espíritu Santo (Hch. 2:2-4), como consecuencia le seguirán prodigios y señales que confirman la Palabra que predica (Hch. 6:8). A través del ministerio Evangelístico, el Espíritu Santo derrama un espíritu de arrepentimiento en las personas que escuchan, y como consecuencia, trae reconciliación entre Dios y ellas (2 Co. 5:19), y Dios les otorga su paz (Ef. 2:14). El evangelista es tipificado en las alas de paloma (Sal. 55:6; 68:11-12), ya que la paloma es un animal símbolo de reconciliación y paz.

b. SANAR Y LIBERAR (Mt. 10:1-3). En el evangelista se mueven los dones de poder para sanar dolencias, liberar literal y espiritualmente, como lo hacía el Señor Jesús (Mt. 4:23-24). En Hechos (8:5-7) se ve que Pablo tenía poder para sanar; a Felipe, las señales le seguían, cumpliéndose así, lo dicho por Jesús, que quien creyera en Él, podría hacer, no sólo las mismas obras que Él hacía, sino aún mayores (Jn. 14:12).

c. RECORRER ALDEAS Y CIUDADES PREDICANDO (Hch. 8:40; 15:36; 16:4-5). Por el amor que tiene a las almas perdidas, recorre aldeas y ciudades, predicando el evangelio, sin importarle las incomodidades o peligros.

7. MINISTERIO PASTORAL 

La palabra “pastor” se traduce del griego poimen que significa uno que cuida manadas o rebaños, no meramente uno que los alimenta (Strong 4166), entendiéndose que un pastor conduce y apacienta la iglesia; con un cuidado tierno y una supervisión llena de atención (Diccionario Vine). Un buen pastor se reconoce porque da su vida por las ovejas (Jn. 10:11), con la vara corrige y con el cayado pastorea (Sal. 23). Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento se describe como este ministerio es desarrollado, veamos algunos ejemplos:

a. JESUS, EL PASTOR POR EXCELENCIA (Mt. 26.31; Mr. 14.27; Jn. 10.11, 14,16; He 13.20; 1 P. 2.25). Jesús se presentó como el buen Pastor, que dio su vida por las ovejas muriendo en la cruz del calvario, el que cuidó al rebaño, lo alimentó y lo condujo a nuevos pastos, fue un pastor conforme al corazón de Dios (Jer. 3:15).

b. EN EL NUEVO TESTAMENTO (Ef. 4:11; Hch. 20:28; 1 P. 5:2). En estos pasajes se menciona que Jesús encargó a los ancianos para que pastorearan su Iglesia, de manera voluntaria y no por avaricia u obligación, puesto que esa Iglesia costó su sangre derramada en la cruz.

8. FUNCIONES DEL MINISTERIO PASTORAL.
a. CONOCER A SUS OVEJAS (Jn. 10:14). “Conocer” se traduce del griego ginosko que significa estar tomando en conocimiento, venir a saber, reconocer y entender totalmente (Strong 1097), esto implica que el pastor de una congregación debe conocer a sus ovejas y que las ovejas lo conozcan, desarrollar una estrecha relación personal.
b. MANTENER EL REBAÑO UNIDO (Jn. 10:16). El buen pastor mantiene su rebaño unido, Jesús dijo que hay algunas ovejas que hay que traerlas al rebaño para que haya un solo pastor, la acción de “traerlas” viene de la raíz griega ago que significa: arrastrar, celebrar, conceder, guiar, ir, llevar, meter (Strong 71), implicando que la tarea de mantener unido el rebaño es una serie de acciones, algunas veces muy suaves (celebrar, conceder, llevar) pero otras un poco fuertes (arrastrar, guiar, meter), pero todas son necesarias.
c. DEFIENDEN DEL MALIGNO A LAS OVEJAS (1 S. 16:19). El estilo de David era defender al rebaño de osos y leones. Los pastores defienden a las ovejas; cuando se han extraviado, las buscan hasta encontrarlas. El mismo Señor dijo que levantaría pastores conforme a su corazón, para que apacentaran al rebaño con conocimiento y con inteligencia (Jer. 3:15).
d. VELAN Y DAN CUENTA DE LAS ALMAS DE LAS OVEJAS (He. 13:17; 1 P. 5:2). El Señor, a través de Pablo, les pide a los pastores que pastoreen su rebaño, velando por él, no por obligación sino voluntariamente, no esperando una recompensa, sino por amor, para agradar al amado, ya que el pastor dará cuenta a Dios acerca de aquellos que Él puso a su cuidado.

9. MINISTERIO MAGISTRAL, MAESTRO (Alas de halcón). (Ef. 4:11). El término “maestro” se traduce del griego didaskalo que significa enseñar (Strong 1320). Los maestros se ocupan de la enseñanza, en la exposición inteligente de la verdad mediante el Espíritu Santo. El que es llamado a este ministerio tiene sus oídos circuncidados, para poder enseñar la doctrina que se le es dada y poder delinear la Palabra de Dios (1 P. 4:11; 2 Ti. 2:15), así mismo, debe vivir lo
que está trasladando, no como los fariseos (Mt. 23:3). Aman la Palabra (Sal. 119;97). Su lengua es un punzón de escribiente que sirve para grabar la ley de Dios en los corazones del pueblo, son los que explican los misterios de Dios de una manera sencilla. Veamos algunos ejemplos:
a. CRISTO, EL MAESTRO POR EXCELENCIA (Mt. 7:28-29). La gente se maravillaba y admiraba de la forma como el Señor Jesús enseñaba, porque lo hacía con autoridad y al enseñar, guiaba, instruía, delineaba bien la Palabra, enseñando verdades que libertan (Jn. 8:32).

10. FUNCIONES DEL MINISTERIO MAGISTRAL

a. HACER DISCÍPULOS (Mt. 20:18; 2 Ti. 2:2). El mandamiento del Señor Jesucristo es hacer discípulos, por lo que necesariamente deben existir maestros para que desarrollen esta función. Debe buscar gente que sea idónea, que se deje equipar primero y luego enseñar a otros.
b. TRAZAR BIEN LA DOCTRINA APOSTÓLICA (2 Ti. 2:15). El término trazar bien se traduce de la palabra griega orthotomeo que denota la acción de cortar recto (Strong 3718), cuya figura principal es el trazado de carreteras. En el término la acción recae sobre la raíz orthos, que denota que la Palabra de Dios tiene que ser empleada de manera estricta siguiendo las líneas de su enseñanza. La responsabilidad del maestro es trazar bien la Palabra ya que esto repercutirá en los oyentes. El peligro de una mala enseñanza es que el oyente se pierda, pues la doctrina no salva, pero muchos pueden llegar a perderse por mala instrucción recibida.
c. ENSEÑAN A DISCERNIR LA DOCTRINA (Hch.17:11). El término discernir se traduce del griego anakrino que significa examinar, escudriñar, distinguir o separar (Strong 350). La tarea del maestro es ardua, pues debe desarrollar la capacidad en los oyentes (discípulos) de examinar, saber distinguir entre la mala y la buena doctrina.
d. ABRIR EL OÍDO PARA OÍR LA SANA DOCTRINA (Mr. 7:33-35). Abrir se traduce del término griego anoigo que denota la acción de abrir una puerta o una verja (Strong 455). Una de las funciones del maestro es abrir los oídos con la finalidad de que el oyente adquiera la capacidad de recibir la buena semilla del evangelio. En este tiempo, Dios está mostrando a su pueblo el beneficio de los dones del Hijo, dones en forma de hombres que Él ha levantado con autoridad para la edificación del cuerpo de Cristo, al apóstol le da la autoridad para dirigir y pone una palabra de justicia en su boca, al profeta le da palabra de ciencia y sabiduría, al maestro para trazar la palabra, al pastor para guiar al pueblo hacia él y al evangelista para que se enfrente a las huestes del enemigo y arrebatar las almas de la condenación. El apóstol Pedro exhorta a que la Iglesia se cobije bajo la poderosa mano de Dios, ya que establece la protección para los hijos de Dios.

Efesios 4:11 dice que Dios constituyó apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. Luego el versículo 12 dice para qué propósito los dio.

Efesios 4:12:
A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo.

Estos ministerios no pueden ser para la perfección espiritual de los santos porque espiritualmente los santos son perfectos. Como aprendimos antes, los santos tienen a Cristo adentro. Pero los ministerios fueron dados para la perfección de los santos en su andar en la mente renovada. Estos ministerios son para edificar y mantener el cuerpo de Cristo.

El versículo 13 de Efesios 4 nos dice cuánto tiempo estos ministerios van a existir.

Efesios 4:13:
hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

¿Cuándo será el tiempo? 1 Corintios 13 nos dice que esto será cuando Cristo regrese. Entonces le veremos tal como él es y seremos semejantes a él porque él nos ha comprado y llamado y recogido. Hasta el momento de su regreso, tenemos apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros en la Iglesia para el perfeccionamiento de los santos y la edificación de todos los creyentes.

Efesios 4:14-16:
Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

“Para que ya no seamos niños”. Debemos crecer y no ser nenes que tiene que ser alimentados por un biberón toda la vida.

Estas son las razones por las que los ministerios han sido dados a la Iglesia. La Iglesia debe ser edificada y no llevada “…por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error”. Usted y yo como hijos de Dios debemos saber lo que tenemos en Cristo Jesús y ser capaces de andar con la eficacia y el poder de Dios en nuestra vida. Tenemos apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros para ayudarnos en nuestra vida abundante en Cristo Jesús.

Hebreos 4:16:
Acerquémonos, pues, confiadamente [no con duda] al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Nosotros vamos a nuestro Padre confiadamente y decimos: “Padre, tú sabes mi necesidad, y te agradezco por su cumplimiento en este mismo momento”. Tenemos que aprender a mantenernos firmes en nuestros derechos legales como hijos de Dios. Romanos 8:17 nos dice que somos “herederos de Dios y coherederos con Cristo”. Si la Iglesia comparte plenamente lo que Cristo ha heredado, nosotros, como miembros de la Iglesia, tenemos una riqueza tremenda. El texto arameo en Colosenses 2:10 dice: “Nosotros estamos completamente completamente absolutamente completos en él”. ¿Cómo entonces puede faltarnos alguna cosa?

sábado, 26 de enero de 2019

CURSO DE DISCIPULADO



CAPITULO 25

EL ESPÍRITU SANTO Y EL FRUTO DEL ESPÍRITU


La última preparación que hizo Jesucristo antes de su ascensión fue instruir a sus apóstoles sobre la venida de lo que nosotros llamamos Pentecostés, el día en que fue fundada la Iglesia. Con el establecimiento de la Iglesia, se dio la promesa del Padre. Hechos 1 relata estos acontecimientos.




Hechos 1:4,5 y 8:
Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí.
Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.
v.8) Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

A la Iglesia se le dio una gran habilidad con la venida del poder inherente del espíritu santo. Antes de estudiar la Palabra de Dios para ver lo que se quiere decir por el espíritu santo, clarifiquemos primero la diferencia entre el Donador, Espíritu Santo, y el don, espíritu santo.


En esta cuestión está involucrada una ley. Dios no puede dar puré de papas con salsa o libros o casas. Dios puede dar solamente lo que El es. Puesto que Dios es Espíritu Santo, El tiene que dar esto como Su don. En el día de Pentecostés El dio espíritu santo. Las mismas palabras se usan en el texto crítico griego y en el arameo; y estos textos no han diferenciado entre el Donador y Su don. Ahí es donde ha entrado la confusión. Dios es Espíritu Santo con E mayúscula y con S mayúscula; Su don, que fue dado en el día de Pentecostés, fue pneuma hagion, que es espíritu santo, y siempre debe ser traducido con una e minúscula y con una s minúscula. Dios dio lo que El es-Espíritu y Santo; Su don es el poder desde lo alto, espíritu santo.

Puesto que este don es espíritu, no es posible verlo, oírlo, olerlo, gustarlo o tocarlo. ¿Cómo entonces puedo saber por mis sentidos lo que recibí cuando Dios puso Su espíritu en mí y me hizo un ser de cuerpo, alma y espíritu? Por la Palabra de Dios. La Palabra de Dios me dice lo que he recibido y entonces yo lo pongo en mi mente deliberadamente y empiezo a actuar sobre el conocimiento de Su Palabra. A medida que actúo, veo las manifestaciones del espíritu en el mundo de los sentidos.

El Espíritu Santo da un don a un creyente que recibe, pero este don, que es uno, tiene nueve partes o manifestaciones. No hay más ni menos que nueve manifestaciones del espíritu. Estás son expuestas en 1 Corintios 12.
1 Corintios 12:7-10:
Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.
Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;
a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.
A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos [diferentes] géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.
El don proveniente del Espíritu Santo fue dado en el día de Pentecostés, y está tan fácilmente disponible en nuestros tiempos como lo estuvo para los apóstoles pues todos nosotros pertenecemos a la Iglesia de Dios. El don viene con la aceptación por parte de un individuo de Cristo como su señor de acuerdo con Romanos 10:9. El Libro de Hechos y las epístolas paulinas hacen referencia constantemente al poder del espíritu santo, o si no, demuestran el poder que aquellos hombres de Dios sabían que tenían. La razón por la que vemos tan poco (si es que vemos algo) de la manifestación del espíritu hoy en día es porque nunca se nos ha enseñado. Tenemos el don, espíritu santo, pero las manifestaciones tiene que ser operadas por nosotros; y sobre esto la mayoría de los creyentes no saben nada.

Las manifestaciones se dividen por su uso en tres grupos: (1) manifestaciones de inspiración; (2) manifestaciones de información; (3) manifestaciones de impartir poder. Las características de las manifestaciones sugieren los nombres. Lo que sigue será una definición breve de lo que hacen las nueve manifestaciones para quienes las operan.

Ӏ. Las manifestaciones de proferimiento, de hablar, de adoración, de inspiración.

1. Hablar en lenguas-presentar un mensaje de Dios en un idioma desconocido al que habla lo cual edificará el espíritu. El hablar en lenguas es para uso en la vida privada de oración, a menos que el mensaje sea interpretado en una reunión de creyentes.

2. Interpretación de lenguas-interpretar el hablar en lenguas en una reunión de creyentes. Edifica, exhorta y consuela al cuerpo presente, a medida que Dios da la expresión al que habla y el que habla la presenta.

3. Profecía-presentar en una reunión de creyentes un mensaje proveniente de Dios en el idioma de los presentes, un mensaje que les edificará, exhortará, y consolará.

ӀӀ. Las manifestaciones de revelación, de información, de instrucción, de conocimiento.

1. Palabra de ciencia-recibir información proveniente de Dios sobre cualquier situación dada sobre la cual el creyente por sus cinco sentidos no puede saber.

2. Palabra de sabiduría-recibir instrucción por parte del creyente sobre qué hacer con la información que él ha recibido por medio de palabra de ciencia.

3. Discernimiento de espíritus-recibir información por parte de un creyente sobre la presencia, ausencia e identidad de espíritus; si los espíritus son malos, pueden entonces ser echados fuera en el nombre de Jesucristo.

ӀӀӀ. Las manifestaciones de acción, de poder, de impartir.

1. Fe (creencia)-manifestar la fe de Jesucristo lo que hace posible que un creyente haga suceder lo imposible por la orden del creyente según la revelación de palabra de ciencia, palabra de sabiduría y/o discernimiento de espíritus.

2. Milagros-efectuar en el nombre de Jesucristo fenómenos que exceden la ley natural.

3. Sanidad-ministrar sanidad en el nombre de Jesucristo para restaurar, curar, hacer sano o entero, o para reconciliar físicamente. Esta manifestación no es oración por los enfermos.

Es urgente, si vamos a tener el poder que Jesucristo hizo disponible, que estudiemos la Palabra de Dios y empecemos a poner en evidencia las nueve manifestaciones del espíritu santo.

El don, espíritu santo, no es el fruto del espíritu del que habla Gálatas 5, en la misma manera en que fruto no es una manifestación o un don. El fruto es el resultado de la manifestación del espíritu. Primero una persona tiene que recibir espíritu y luego tiene que manifestar el poder del espíritu en el mundo de los sentidos para que finalmente sea producido el fruto.
Gálatas 5:22,23:
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
Si hemos sido renacidos y estamos manifestando el don del espíritu santo estamos produciendo amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza. Nuestro evidenciar el fruto del espíritu indica la calidad de nuestro andar cristiano.

Con el conocimiento de nuestro derechos filiales y teniendo la mente renovada, combinado con la operación de las manifestaciones del espíritu santo produciendo fruto del espíritu, ciertamente somos más que victoriosos*. ¡Ciertamente que podemos ser dínamos de poder! No necesitamos esperar más porque tenemos el poder para manifestar la vida abundante ahora.

sábado, 12 de enero de 2019

De dónde viene el mal?

EL QUERUBÍN CUBRIDOR Y/O PROTECTOR 
"LA REBELIÓN"


DE DONDE VIENE EL MAL ?

Génesis 1:31
31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

Este estudio tiene como propósito conocer sobre el origen del mal y sus consecuencias. Y el primer tópico que vamos descubriendo es que el "mal" no se originó en la tierra. El mal viene de otra fuente, su origen fue en el cielo.

Génesis 1:31, declara que todo lo que Dios había hecho era bueno; Dios vio que toda su obra de su creación era buena y en gran manera. Este versículo está hablando de la conclusión de la semana de la creación, de los seis días de toda su obra. Todo era perfecto, el universo, los cielos y la tierra y todo lo que ello existía era bueno en gran manera.

La pregunta que surge es: si todo lo creado por Dios era bueno, todo lo que hizo con las obras de sus manos era bueno, ¿por qué existe el mal ?, ¿de donde surgió la maldad ?, si el mundo antes transparentaba a Dios, hoy se ha vuelto, para muchos, opaco. ¿Por qué hay odio? ¿Por qué hay enfermedad? ¿Por qué hay muerte? ¿Por qué hay guerras y dolor en el mundo?. Si Dios hizo todo bueno, uno no puede entender del por qué existen esas cosas negativas.

Esta investigación bíblica nos lleva a conocer el origen del mal. Y vamos a encontrar que el pecado y el mal no se originó en la tierra, sino que se originó en el Cielo con un personaje que se denomina el "Querubín Cubridor". ¿De dónde viene el mal? Nuestro estudio comienza en Génesis 3: 1-5, donde encontramos por primera vez la caída del ser humano:

Génesis 3:1-5
3 v.1. Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?
2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;
3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.
4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;
5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.
De repente encontramos en el relato una serpiente. El texto aquí claramente identifica a la serpiente como Satanás, nos dice que Satanás estaba en el Edén. Fue la astucia de Satanás lo que lo llevó al éxito en contra de Eva: como la serpiente engañó a Eva con su astucia (2 Corintios 11:3).

En Génesis, después de describir cómo Dios lo creó todo, se menciona el gran engaño que afecta a toda la humanidad. En el momento en que Satanás engañó a Eva, y tanto ella como Adán desobedecieron a Dios, el pecado entró en el mundo, y hemos tenido que lidiar con sus consecuencias desde entonces.

Engañar significa mentir, confundir, desinformar y desviar. Ese es el método que Satanás usó para desviar a toda la humanidad hacia el pecado, y es la misma artimaña o estrategia que el mismo usa hoy en día.

Dios dio un mandamiento específico a Adán y Eva. Les dijo: “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres ciertamente morirás" (Gn 2.16, 17). Luego, Satanás contradijo lo que el Señor había dicho, al decir: “No moriréis” (v. 4), y destacó algo de lo que Eva carecía. “Sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal” (v. 5). Satanás se vale de esta contradicción, como queriendo decir: "Oigan, Dios les está engañando, no van a morir, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios". 

Al considerar esta idea, Eva comenzó a pensar que el fruto prohibido era “bueno para comer”, “agradable a los ojos” y “codiciable para alcanzar la sabiduría” (v. 6). Satanás usa la misma estrategia en el presente para que le prestemos atención a lo que no tenemos y queremos poseer. Desea que dudemos de lo que Dios nos enseña en la Biblia, para que busquemos aquello que satisface nuestra naturaleza humana. Por eso algunos escogen lo que desean creer de la Palabra del Señor. Anhelan tener un Dios amoroso, pero no uno que pone restricciones a su vida, o que les advierte de las consecuencias que recibirán cuando pequen.

Las tácticas

El engaño de Satanás tiene una naturaleza progresiva, una espiral que se dirige hacia abajo:

*Duda. En primer lugar, guió a Eva a dudar de lo que Dios le había dicho.
*Rechazo. La duda lleva a rechazar la verdad. 
*Aumentar la verdad de la palabra de Dios. Cuando no se tiene la verdadera Palabra de Dios, las personas aumentan y le ponen más cosas lo que realmente la Palabra de Dios dice. Eva le dijo a Satanás: "pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocareis..." Dios nunca habló nada de no tocar el árbol. Eva le aumentó lo que Dios nunca dijo que hiciera, se produjo el primer pecado porque Eva añadió una cláusula adicional al mandato divino: Ni lo toquéis. Al decir esto, Eva agregó al mandamiento de Dios y de este modo llegó a detraer de él, como está escrito: 'No añadas a sus palabras, porque no te reprenda, y seas hallado mentiroso.'(Proverbios 30:6).
*De una afirmación enfática de la Palabra de Dios a un tal vez... Dios dijo: "... porque el día que de él comieres ciertamente morirás" (Gn 2. 17b). Eva le dijo a Satanás:"... ni le tocareis, para que no muráis." Esa expresión de Eva contrarresta la severidad y firmeza de la afirmación de Dios, ... ciertamente morirás, a un... "para que no muráis".
*Engaño. Una vez que negamos la verdad de la Palabra de Dios, nos encaminamos a ser engañados por completo en relación a su naturaleza y mandamientos.
*Desobediencia. Luego, hacemos lo que el Señor nos ha prohibido, pues no le creemos.
*Destrucción. Finalmente, sufrimos terribles consecuencias por nuestra desobediencia.
*Van a ser como Dios, conocedores del bien y del mal: La seducción final es la más poderosa, porque era lo mismo en que Satanás cayó, con ganas de ser igual a Dios. Eva trató de convertirse en un dios por ella misma en su rebelión contra Dios.

Satanás disfraza sus mentiras para atraernos. Promete que no habrá repercusiones cada vez que optemos por hacer lo que Dios nos ha prohibido. Pero, antes de ceder a las tentaciones del diablo, debemos considerar las consecuencias que recibiremos.

Satanás no desea que pensemos en los resultados devastadores del pecado. Por eso nos hace creer que nuestro pecado no es tan grande, ya que no somos perfectos y cualquiera comete un error. También nos dejamos engañar por él cuando solo ponemos nuestra mirada en el amor de Dios y no en su justicia y santidad, las cuales requieren que suframos las consecuencias de nuestro pecado.

El origen de Satanás


Sabemos pues, que a través del libro de Génesis la Serpiente es Satanás. La pregunta que surge es:¿De dónde salió esta serpiente y quien era?. Necesitamos ir al libro del Apocalipsis para entender quién era y de dónde vino la Serpiente, que en realidad existió desde antes de la fundación del mundo y mucho antes de que existiera el Huerto del Edén, es decir su habitación era en el cielo antes de que viniera a la tierra. Dice Apocalipsis 12:7-9.
7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;
8 pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.
9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
Es decir, hubo una gran batalla entre Miguel y sus ángeles que luchaban contra el dragón y sus ángeles. En el v.9 donde dice: "... fue lanzado fuera", ¿de donde fue lanzado fuera? v.8 ... del cielo. La Serpiente antigua o el dragón no habitaba en el huerto del Edén, habitaban en el Cielo (en Edén, en el Huerto de Dios) y de allí fueron expulsados y arrojados a la tierra. Podemos claramente afirmar que el mal no se originó en la tierra ni en el Edén, el pecado se originó en el cielo, mucho antes que la tierra fuese creada. Pre-existió antes de la fundación del mundo, antes del Huerto del Edén en la Tierra. La Serpiente Antigua ya se había rebelado contra Dios desde el principio y estaba en el Cielo.

Ahora quiero que estudiemos un poco más sobre este ángel querubín, que se rebeló contra Dios en el Cielo y llevó a Adán y Eva a pecar y a rebelarse contra la Palabra de Dios en desobediencia aquí en la Tierra. Vamos ahora a leer:
Ezequiel 28:13,15
13 En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación.15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.
Debemos observar muy bien, que este personaje, el querubín protector fue creado (v.15) y antes de ser creado, el v.13c dice: ...los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Noten que Satanás tuvo su origen, aunque era perfecto en todos sus caminos, él no es el Todo Poderoso, El Eterno, El Omnisciente, él fue creado como querubín protector y por lo tanto no es Dios. La pregunta que surge es, ¿Quién lo creó? Lo creó Dios, nuestro Padre. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él (Colosenses 1:16-17). Dios fue el creador del Querubín Protector, que ahora es llamado de Satanás.

Ahora quiero decirles algo con respecto a ese ser recién fue creado.
Ezequiel 28:12, 15
12 Hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura.
Es interesante observar que los artistas diseñan a Satanás como un dragón, con cuernos, con rabo y un tridente en la mano. Pero no es eso lo que dice las escrituras. La escritura dice aquí, que ese ser era hermoso, perfecto...
15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.
Podemos preguntar ahora: ¿Será que Dios creó a Satanás? Claro que no. Dios creó a un personaje perfecto, lleno de sabiduría, hermoso. Y ese personaje perfecto, escogió convertirse en Diablo y Satanás. El Querubín protector escogió en convertirse en Diablo. En su libre elección escogió el camino de la maldad y rebelarse contra el Creador del Cielo y la Tierra. Dios no creó el Diablo, no creó a Satanás.

Ezequiel 28, describe este personaje era plenamente sabio, precioso, tenía belleza incomparable, creado con grandes riquezas y con una posición de poder especial que era querubín protector. Además de eso era músico, v.13... los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Satanás sabe mucho de música. Así que hoy en día no cabe duda que Satanás usa la música para lograr sus propósitos contra la raza humana; inclusive muchos comentaristas creen que este personaje era el Director de los Coros Celestiales. Podemos concluir que Dios creó un ser sabio, perfecto, hermoso, rico, con una posición especial de poder, no tenía ni un vestigio de pecado; pero en determinado momento escogió rebelarse y contrariar a Dios.

Hablemos un poco de la posición que tenía este personaje cuando estaba en el cielo antes de pecar. Vayan conmigo nuevamente en el libro de Ezequiel cap. 28 verso 14, habla de la posición que ocupaba de la función que ocupaba este querubín hermoso, perfecto y lleno de sabiduría.
Ezequiel 28 Nueva Biblia Viva (NBV).
14 Te designé como el querubín, un ser celestial de gran dignidad, protector, personaje de gran alcurnia. Tenías acceso al santo monte de Dios. Caminabas en medio de las piedras de fuego, ningún lugar estaba restringido para ti.
Es decir la posición especial que tenía este personaje, es que era un querubín protector (algunas biblias lo traducen como querubín cubridor). La pregunta que surge es: ¿Qué es el Querubín Protector? ¿Que posición tan especial es esa? ¿Que es un Querubín? Para entender esa expresión debemos pasar al libro de Éxodo 25:19-20, notemos que allí se dan las instrucciones de la construcción del arca del testimonio:

19 Harás, pues, un querubín en un extremo, y un querubín en el otro extremo; de una pieza con el propiciatorio harás los querubines en sus dos extremos.20 Y los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines.
Dios le pidió a Moisés construir el tabernáculo y el arca del pacto. Muchos hombres y mujeres hábiles ayudaron a construir el tabernáculo. Jehová les dio sabiduría para que el trabajo saliera bien. Algunos hilaban, tejían o bordaban. Otros trabajaban el oro, cortaban y montaban piedras, o hacían piezas de madera. El pueblo construyó el arca del pacto como Jehová le mandó.  Los israelitas le habían prometido a Jehová que iban a obedecerlo. El arca del pacto les ayudaba a recordar esa promesa. El arca del pacto lo coronaba un borde decorado. Su cubierta (propiciatorio) era de oro macizo y tenía un querubín de oro en cada extremo. Los querubines estaban uno frente al otro, con los rostros inclinados hacia la cubierta (propiciatorio) y las alas extendidas cubriendo el Arca. En cada una de las esquinas inferiores, sobre las patas, el cofre tenía un anillo de oro fundido. Y en estos anillos se insertaron dos largas varas de madera de acacia revestidas de oro a fin de transportarlo.




Estos querubines se llamaban protector y/o cubridor por causa de que sus alas cubrían el propiciatorio que era la tapa o cubierta que protegían. Ahí surge la siguiente pregunta: ¿De qué fuente recibió Moisés los planos para el santuario? ¿De qué era una copia la edificación?. Observe ahora el libro de Hebreos cap. 8.

"Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es, que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor y no hombre." "Los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte" (Hebreos 8:1,2,5).
Respuesta: Dios le entregó los planos del santuario y las especificaciones para su construcción a Moisés. Eran una copia del santuario original del cielo. El santuario celestial sirvió de modelo para el santuario de Moisés. Era un modelo en miniatura del santuario celestial, una maqueta que sirvió de modelo de las cosas celestiales. 
Apocalipsis 11:19
Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.
El apóstol Juan vio el arca del pacto en el cielo, que era una copia en miniatura dada por Dios a Moisés. “El Arca del Pacto” contenía en su interior las ‘dos tablas de piedra en la cuales estaba escrita Ley de Dios, los Diez Mandamientos; la vara de Aarón que reverdeció y la urna de oro del Maná, pan celestial que daba Dios a Su pueblo’. «El cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto» (Hebreos 9:4). Vea en Deuteronomio 10:1-2...
En aquel tiempo Jehová me dijo: Lábrate dos tablas de piedra como las primeras, y sube a mí al monte, y hazte un arca de madera;2 y escribiré en aquellas tablas las palabras que estaban en las primeras tablas que quebraste; y las pondrás en el arca. 
En el arca, Dios ordenó que las tablas de la ley de los 10 mandamientos fueran colocadas dentro. Tanto en la tierra así en lo celestial, el lugar Santísimo de lo terrenal viene ser una copia del lugar Santísimo de lo Celestial. El Querubín Protector del Arca estaba mirando hacia abajo con sus alas extendidas en reverencia a las tablas de la Ley, los 10 mandamientos. El lugar Santísimo era la manifestación de la Presencia de la Gloria de Dios. La Gloria de Dios descendía y se asentaba ahí en el lugar Santísimo del Santuario. Dentro del lugar Santísimo estaba los dos querubines encubridores.

El estudio en cuestión demuestra que este Ángel Querubín Protector, que era hermoso, inteligente, sabio y excelente músico se encontraba en el lugar más cercano posible a Dios, junto al arca situado en el lugar Santísimo, porque Dios estaba en el arca del pacto y toda su gloria se manifestaba allí. Este personaje que Dios creó estaba en el lugar más cercano en reverencia a la Ley de Dios, estaba sentado en el Propiciatorio del lugar Santísimo donde el Reino Celestial y su Gloria y el Trono de Dios estaba presente también.

El Querubín Protector se rebela contra Dios.

Este ser creado se subleva contra Dios de una forma terrible. Este personaje crea una rebelión contra Dios y su forma de gobierno pecando de forma violenta y espantosa. El libro de Ezequiel 28,16, nos dice lo siguiente.
16 A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.

El texto dice que este querubín protector fue echado del monte de Dios porque se llenó de iniquidad y pecó contra Dios. Fíjese que esta rebelión contra Dios la inició este ser creado en el Reino Celestial por causa del pecado. Ahora bien, 1 Juan 3 nos refuerza esta gran verdad,

1Juan 3:8

El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Este personaje pecó desde el principio, es decir desde antes de la creación del género humano ya existía pecado y desobediencia. La pregunta que surge es: 
¿Que es pecado?
Algunos creyentes dicen que la ley con sus 10 mandamientos comenzó con Moisés en el Monte Sinaí. Pero la Biblia no enseña eso. Porque la Biblia dice que fue el Querubín Protector que pecó en el Cielo. Porque quién peca infringe también la ley. 
1 San Juan 3:4
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

¿Si pecar es infringir (violentar, desobedecer, quebrantar o transgredir) los preceptos y la ley de Dios, y si Satanás pecó en el Cielo, será que infringió la ley? Claro que si. Pecar es infracción de la ley y el pecó. Entonces, tiene que haber existido una ley que existía desde el principio para quebrantar allá en el Gran Trono de Dios. Y si esta ley no existiera, no se le tendría nada de que acusarle a Satanás, porque no había ninguna ley para quebrantar. 


Ahora bien, si la Ley ya existía en el arca del pacto en el Reino de los Cielos, entonces este querubín decidió tomar rebelión en contra de la Santa Ley de Dios, es decir escogió desobedecer la ley de Dios que se encontraba dentro del arca del pacto, porque dice la Biblia que él pecó. Y luego la Biblia dice que en el algún momento después de haber echado del Cielo, vino a parar en el Planeta Tierra, y cuando llega al Planeta Tierra Satanás sabe que Dios le había dicho a Adán y a Eva, mira ahí está el árbol de la ciencia del bien y el mal, no lo deben comer, ustedes deben obedecerme, porque el día que de el comieres, verdaderamente van a morir.

Ahora observen bien. ¿Ustedes saben que en ése solo mandamiento se  encontraban encerrados todos los 10 mandamientos?  Permitanme ilustrar a manera de ejemplo lo siguiente:

1| Yo pregunto, ¿cuando Eva come del árbol será que quiso ser igual a Dios? Claro que si. El diablo le dijo: "... y seréis como Dios". La ley dice: "No tendrás dioses ajenos delante de mí". Eva sintiéndose igual a Dios - ella a sí misma se creó dioses ajenos. Van a ser como Dios, conocedores del bien y del mal: La seducción final es la más poderoso, porque era lo mismo en que Satanás cayó, con ganas de ser igual a Dios. Eva trató de convertirse en un dios por ella misma en su rebelión contra Dios.
2| La ley dice: "Honra a tu Padre y a tu Madre". ¿Será que Eva no deshonró a Dios Padre creador de todas las cosas al desobedecer sus mandamientos?. Claro que si. 
3| No Matarás. ¿Será que Eva mató? Claro que si; ella trajo la muerte al mundo cuando entró en pecado.
4| No robarás. ¿Será que Eva robó? Claro que si; ella robó usurpando el fruto prohibido del conocimiento del bien y del mal, el árbol y su fruto era de Dios y ella se lo robó.
5| No codiciarás. ¿No dice la ley que no Codiciarás? Claro que si. Eva codició y vio que el árbol era bueno para comer, era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría.
6|Está escrito: "No tomarás el nombre de Yahvé tu Dios, porque el Señor no dará por inocente al que tomare su nombre en vano". Se toma el nombre de Dios en vano con la blasfemia, o desafío contra el cielo, usando palabras irreverentes y escandalosas contra Dios, o simplemente hablando del Señor a la ligera, irónicamente, con falta de respeto o innecesariamente y sin sentido, con propio interés, ira o desprecio. Eva fue tentada por Satanás en ese sentido al desear ser igual a Dios y ser autosuficiente de no llevar a serio el mandamiento de Dios, sin honrarlo y actuando de una manera contraria a la voluntad de Dios.
7|No brindes contra tu prójimo falso testimonio. ¿Será que Eva no indujo contra Adán para pecar comiendo del árbol como falso testimonio contra su prójimo? Claro que si. Adán respondió: la mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Adán culpó a Eva siendo inducido al falso testimonio. Como usted puede observar, Eva al desobedecer un solo mandamiento desobedece toda la ley; el que transgrede uno los quebranta todos; el que guarda uno los guarda todos.

Dios le dijo al Hombre obedece mi ley y te va ir bien. Desobedece mi ley, eso es pecado y vas a morir.  


Recuerda que Satanás llega al huerto, él ya había quebrantado la ley de Dios en los Cielos dónde estaba sentado en el arca del pacto, así como Satanás desobedece la Ley en el Cielo, Satanás quiere que Adán y Eva llegue a desobedecer la ley de Dios en la tierra . En el Génesis cap. 3,4-5 la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 

La verdad es que cuando la serpiente contradice la Palabra de Dios, "... no moriréis" él realmente está diciendo que: ¡Dios es mentiroso!,... "¿pero de qué van a morir?. Quien dijo que si ustedes comen del árbol créeme, eso no es ningún pecado. Si comen del árbol en vez de morir, van a vivir. Ustedes no  están obligados a obedecer la ley de Dios; la serpiente los estaba tentando a desobedecer el mandamiento de Dios. Como la serpiente hizo allá en el cielo él quiere que la historia se repita aquí en la tierra.

La expresión:"y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal", Satanás estaba mostrando un camino mortal como queriendo decir: Eva, Eva tú no necesitas preguntarle a Dios si es bueno o malo comer el árbol; no necesitas a Dios preocupándose en infringir la ley; puedes comer del árbol sin problemas; sé independiente; emancípate de Dios. Eva cometió alta traición, Eva cometió adulterio, traicionó a Dios. El orgullo, la autosuficiencia, la rebeldía los llevó a pecar en contra de Dios y su mandamiento. En conclusión, si comes del árbol, ya no vas a depender más de Dios.

Eva escuchó las insinuaciones de Satanás, ella desobedeció la ley de Dios; Eva le dio de comer el fruto a Adán su marido y los dos cayeron infringiendo la ley. Ahora los dos habían desobedecido la ley de Dios. Todo el conflicto del mundo, se resume en el pecado, en la transgresión de la Ley. Y lleva a Adán y Eva a la condenación. Satanás infringe la ley de Dios allá en los Cielos y lleva a Adán y a Eva a desobedecer la ley de Dios aquí en la tierra.


Tenemos que entender algo. El Pecado no es solamente quebrantar una lista de reglamentos. Es decir, Dios no da una lista de cosas que no podamos hacer, nada más por darse el gusto de darnos una lista de prohibiciones. En realidad el "propósito de la ley es para establecer y proteger las relaciones que existen entre un ser humano y su prójimo", es decir el propósito de la ley es garantizar la felicidad, la paz y la armonía entre los seres humanos y con Dios, de un ser humano con otro ser humano. La esencia del pecado si es transgresión de la ley. Y su propósito y motivación es el egoísmo.

Rebelión del querubín


Entonces ya sabemos que la esencia del pecado es el egoísmo. Isaías 14:12-14 nos revela esta gran verdad. El pecado es transgresión de la ley es quebrantar los 10 mandamientos, pero en realidad el pecado es más profundo:
12 !!Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.
Antes de dar continuidad al versículo 13, debemos leerlo con cuidado porque el pronombre fue quitado, pero en los textos críticos del original, realmente se puede ver, y podemos leer usando el pronombre de la primera persona del singular: "Yo"...
13 Tú que decías en tu corazón: [Yo]Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, [Yo]levantaré mi trono, y en el monte del testimonio [Yo]me sentaré, a los lados del norte;
14 sobre las alturas de las nubes [Yo]subiré, y [Yo]seré semejante al Altísimo.
Cuál fue el problema de este personaje? El Yo. La esencia del pecado es el Yo, ególatra. Entonces, el propósito de guardar la Ley es el de proteger nuestras relaciones con nuestros semejantes; cuando guardo la ley, protejo las relaciones, las mantengo y las establezco, cuando yo acepto al otro, establezco la coexistencia de que el otro existe, de ahí surge el amor, el amor existe como proyecto de libertad cuando acepto y acoge al otro de manera consciente; de esta manera se crean condiciones para que el amor se fundamente, como el más alto valor de la vida.
Romanos 13:8-10 
El amor, cumplimiento de la ley
8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros, pues el que ama al prójimo ha cumplido la Ley, 9 porque: «No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás», y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo.» 10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la Ley es el amor.
El amor en realidad no hace mal al prójimo, así que el cumplimiento de la ley es el amor. Ahora observen lo siguiente: si usted ama a su prójimo, le va a robar? ¿Si usted ama a su prójimo le va a engañar mintiendo o le va a matar? Si usted ama a su prójimo va a codiciar lo que le pertenece? Si usted ama a su padre y a su madre, los va a maltratar? ¿Si usted ama a Dios, va a tener otros dioses? ¿Si usted ama a Dios, vas a hacer imágenes de animales o de otros dioses para venir y adorarlo?. ¿Si usted ama a Dios, va a irrespetar el  nombre de Dios?- Claro que no!!!.

Es decir, es en el amor que podemos cumplir la ley, en el ejercicio de guardar la ley es amar a Dios y al prójimo. El propósito de la ley es para proteger las relaciones entre los seres humanos y nuestra relación personal con Dios.

Concluyendo, el ejercicio del pecado no es apenas quebrantar la ley, es una actitud negativa que se genera en el amarse uno mismo de manera egoísta; la raíz del pecado es el egoísmo y lo opuesto es el amor. Porque amor significa dar a los demás y no es apenas esperar solamente recibir para mi, sino el dar para los demás. Ese pecado es lo que se nos separa cortando la comunión entre Dios y nosotros los hombres.


Satanás no cayó solo en el Cielo
Apocalipsis 12:4,7-9
4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.
7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;
8 pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.
9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
¿Cuantos ángeles Satanás arrastró con su cola? El texto dice que arrastró una tercera parte de las estrellas del cielo. Conforme al texto, las estrellas representan ángeles. La pregunta que surge es:¿Cuantos ángeles existen?. Observen Apocalipsis cap. 5:11
11 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones...
Con este cálculo, ustedes pueden pensar cuantos ángeles Satanás arrastró con su cola. Con base al versículo, esta tierra está llena de ángeles seguidores de Satanás arrastrados con su cola. Tenemos millones de millones de ángeles egoístas que tienen el odio de Satanás atacando a los hijos de Dios, cuyo trabajo consiste en matar,robar y destruir el propósito de Dios en los hombres, que apenas tienen el odio y el egoísmo del diablo infringiendo la ley y engañando a la raza humana.

La expresión millones de millones no existe en el griego original. El texto dice diez mil por diez mil y miles de miles, en el griego no existe la palabra millones, pero el profeta quiso rebelar que ese número es muy grande, para nuestro idioma puede leerse,billones de billones. Si bien Satanás arrastró la tercera parte del total de los ángeles creados, y que su número son muchos, la buena noticia que tenemos es que, por cada ángel arrastrado con la cola de Satanás hay dos que son fieles a Dios.

Ahora nos preguntamos: Como logró este personaje (el querubín protector) engañar a todos ésos ángeles insurgentes para que lo siguieran y oponerse a los propósitos de Dios, su creación de los cielos y la tierra y obstaculizar la obra de sus manos. La respuesta está en el libro de Ezequiel 28:16,
16 A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.
17 Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti.
¿Que significa esa palabra "la multitud de tus contrataciones"?
Esa palabra "contrataciones" viene de la palabra "contrato,convenios, acuerdos" que se hacen dentro de una persona y otra. Para entender mejor esa expresión, en el libro de Ezequiel nos aclara mejor puesto que la misma palabra se encuentra en el idioma hebreo.
Ezequiel 22:99 Calumniadores hubo en ti para derramar sangre; y sobre los montes comieron en ti; hicieron en medio de ti perversidades.
La palabra hebrea, "calumniadores" es la misma palabra "contrataciones",  que significa, alborotadores, infamias, cosas detestables... esa fue la táctica de Satanás que usó para arrastrar una tercera parte de los ángeles. Calumniando a Dios, hablando mentiras e infamias contra Dios haciendo cosas detestables, acusando falsamente el amor de Dios y siendo obscenos contra el Altísimo.
Levítico 19:16No andarás chismeando (decir calumnias) entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Jehová.
La misma palabra chismeando es la misma palabra para contrataciones-calumniadores. Según el diccionario, chisme es la noticia verdadera o falsa con que se pretende indisponer a unas personas contra otras o se murmura de alguna forma. La definición en muy clara, el chisme es el arte de esparcir noticias, las cuales pueden ser verídicas o falsas, con el propósito claro de hacer daño a unos, ante otros. La diferencia entre un chisme y un rumor, es que el chisme esparce noticias verdaderas o falsas, en cambio el rumor esparce noticias falsas. Tanto el chisme como el rumor tienen el propósito de atentar contra la integridad o la imagen de una persona. Por lo tanto, lo que Satanás usó fueron calumnias y chismes perversos contra Dios.
Se puede decir, que Satanás con chismes calumniaba la integridad, el amor y la justicia de Dios, con expresiones tales como: ¿ustedes creen que Dios está preocupado por ustedes? ¿ustedes creen que ése Dios les ama a ustedes?.

¿Conque Dios les pidió que obedecieran su ley?. Humm Él tiene esa ley que les quita la libertad de actuar entre todos ustedes... Si ustedes aceptaran mi liderazgo les haré ángeles libres, emancipados, no existirá más ley y no más obediencia a las reglas de Dios... Serán libres para hacer lo que ustedes quieran. Esa, misma estrategia Satanás la usó contra Eva... Seréis como dioses, sabiendo el bien y el mal. Ustedes ya no necesitan más a Dios para saber el mal y el bien, aun más, ustedes lo van a saber todo por ustedes mismos. Es increíble como satanás causó esta rebelión contra Dios.

El significado de la Cola de Satanás
Isaías 9:15-1615 El anciano y venerable es la cabeza,Y el profeta que enseña la mentira, es la cola.16 Porque los que guían a este pueblo lo extravían.Y los guiados por ellos son confundidos[o tragados].
Es hermoso conocer que la Biblia se interpreta así misma. Satanás arrastró a sus ángeles caídos con su cola. La cola significa mentira. Él con sus mentiras sedujo a una tercera parte de los ángeles engañándolos para que lo sigan y estos se pierden siguiendo al querubín por sus contrataciones. Con sus engaños en contra de Dios, quiso ser igual a Dios, propuso a los ángeles que lo siguieran, que lo escogieran como líder, en el trono de Dios.
San Juan 8:44
44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.
Hoy en día se pregona que la ley de Dios no es para el Cristiano, no es para que la practique, estamos bajo la administración de la "gracia" ya no es necesario aplicar la ley, ya no es importante. Satanás es el padre de la mentira, de los chismes y rumores, con sus calumnias engañan y hablan despropósitos en contra de los hijos de Dios. El quiere acabar con la Ley de Dios. Si observamos el libro de Apocalipsis 14:12, Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Satanás se aprovecha de estas artimañas para sublevar la humanidad en contra de la paz, promoviendo guerras, perpetuando las injusticias y sembrando su odio y su perversidad. La verdad es que si todo el mundo guardara la ley de Dios este mundo sería un paraíso.

El gran final de Satanás, querubín protector

Los días de Satanás están contados, él no va a existir para siempre. Su tiempo final ya se está aproximando junto con todos sus ángeles.
Ezequiel 28:18-19
18 Con tus muchas maldades
y con la iniquidad de tus tratos comerciales [contrataciones]
profanaste tu santuario; yo, pues, saqué fuego
de en medio de ti, el cual te consumió,
y te puse en ceniza sobre la tierra
ante los ojos de todos los que te miran.
19 Todos los que te conocieron de entre los pueblos
se quedarán atónitos por causa tuya; serás objeto de espanto, y para siempre dejarás de ser.”»
En la antigüedad habían una creencia entre los Babilonios, que existía una estrella que más brillaba y en las mañanas esa estrella aun siendo de día, no quiere desaparecer, la nasa dice que es Venus, y la llamaban la estrella usurpadora, porque quería gobernar en el cielo. Los Babilonios creían que cuando la luz del sol salia desde el oriente, tomaba esa estrella con tanta fuerza que la lanzaba con toda su fuerza al abismo, para que el sol pudiese gobernar en los cielos. ¿Sabían ustedes que la Biblia habla de esa estrella?
Isaías 14:1212 !!Cómo caíste del cielo, oh Lucero [oh Lucifer], hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.
Isaías nos informa que Satanás era como un lucero, otras traducciones lo llaman Lucifer, luz maravillosa, El nombre Satanás significa oponente o adversario, también se le llama Abadón, Apolión, Beelzebú, Belial, Diablo, Dragón, El Maligno, El Príncipe de este mundo, El Tentador, La Serpiente Antigua, entre otros, su nombre original es Lucifer que significa Portador de Luz. Satanás es un ser extremadamente poderoso, pero no se debe olvidar que éste está por debajo de La Voluntad de DIOS – ya que DIOS es Todopoderoso – por lo tanto Él es capaz de llegar solamente hasta donde DIOS Se Lo Permita. Pero en el libro de Apocalipsis se nos revela quien verdaderamente es la Estrella resplandeciente de la mañana quien lo va a reducir en cenizas.
Apocalipsis 22:16
16 Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.
Jesucristo es la verdadera Luz y destruirá al postrer enemigo, cuyo linaje le herirá mortalmente en la cabeza. Ahora observen este otro texto.
1Juan 3:10
10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.
Claramente se nos dice que existen dos tipos de personas, los hijos de Dios y los hijos del diablo. Así como existen la simiente de Dios también existe la simiente del Diablo. Ambas simientes tienen hijos. ¿Pero como se distinguen los dos grupos? Que en los hijos de Dios hacen justicia y aman a su hermano. Y el que ama la injusticia y aborrece a su hermano son hijos del Diablo, la simiente de la serpiente. Amar a su hermano es el cumplimiento de la ley.
Apocalipsis 20:10
10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.
Satanás y sus demonios no pueden morir. Ellos son espíritus y fueron creados como seres inmortales (lea Lucas 20:36). Lc. 10:18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. En Hebreos 2:14, el Apóstol Pablo escribió que Cristo iba a “destruir” a Satanás por medio de Su muerte. Sin embargo, el no estaba diciendo que Cristo iba a matar a Satanás. Esto se puede definir en esta palabra destruir en esta forma: “neutralizar; a someterlo a una derrota aplastante.” La palabra traducida como destruir en este versículo es la palabra Griega “katargeo,” que significa “abolir, destruir, deshacer,” En I Juan 3:8, leemos, “Para este propósito el Hijo de Dios fue manifestado, para deshacer las obras del diablo.”

Dios echará a Satanás en el lago de fuego después del milenio (Apo. 20:10). Este versículo no dice que el estará ahí para siempre, pero que su tormento durará para siempre. El lago de fuego será apagado en el momento del establecimiento del cielo nuevo y la tierra nueva (Apo. 21:1). Pero Satanás y sus demonios serán castigados por toda la eternidad.

La Biblia solo insinúa de la índole del castigo de Satanás y sus demonios. Judas 13 describe algunos de estos demonios como “estrellas errantes” [las estrellas representan ángeles (Apo. 12:4)] para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.” Satanás y sus demonios serán desterrados por Dios del universo, para que nunca mas puedan influenciar a nadie. Por último la Palabra de Dios demuestra que Dios es “el Padre de tiernas misericordias y el Dios de todo consuelo” (). Queda claro que “el Dios de todo consuelo” no permitirá que el Diablo viva más de lo necesario ni tampoco que perduren los efectos de su influencia. Por otra parte, no lo eliminará sin que antes se haya resuelto para siempre el proceso judicial que implica a todo el universo.
2Co. 11:13-15
13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.
15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

Amén.
SOLI DEO GLORIA.