sábado, 1 de diciembre de 2012

EL HOMBRE EN LA BÍBLIA: ANTROPOLOGIA BÍBLICA




Introducción

 La antropología bíblica estudia el origen del hombre, su naturaleza, su caída, y su redención en el marco de la cosmovisión bíblica. Mediante un estudio reflexivo y sistemático se espera lograr que usted comprenda la magnitud del conflicto cósmico y sus consecuencias distinguiendo al mismo tiempo la naturaleza humana en sus diferentes dimensiones y estados a fin de que reconozca la necesidad de la intervención divina en la solución de sus problemas. Al finalizar el estudio de este tema usted será capaz de comprender la naturaleza del ser humano; su origen, propósito, caída y relación con el Dios Creador en el contexto del conflicto cósmico permitiendo que la intervención divina en su vida diaria le haga asumir una conducta que realce y enaltezca su personalidad como ser creado a la imagen de Dios. Esperamos de todo corazón que al finalizar el estudio usted haya tenido una rica experiencia espiritual 
y logre ver en Jesús a su Creador, amigo y salvador, 
nuestro Padre Celestial.


En esta clase nos vamos a sumergir en uno de los temas más significativos en la Palabra de Dios. Su autor mismo, Dios, es muy claro en la primera epístola a Timoteo cuando dice que Su voluntad es que los hombres sean salvos y que lo conozcan.

1 Timoteo 2:4:
El cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

Para el Padre celestial que los hombres sean salvos es tan importante que para que esa salvación sea posible, dio a Su hijo Jesucristo.

Juan 3:16:
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

A partir de un maravilloso día en el pasado, llamado el día de Pentecostés, Dios hizo disponible que las personas pudieran ser hijos Suyos, es decir que renazcan de Su espíritu, que sean salvos, que tengan vida eterna como dice el mismo versículo.

En la primera parte de la Clase estudiaremos cómo fue el diseño original, el plan primero de Dios para el hombre y qué fue lo que perdió la humanidad que hizo necesario que Jesús ofreciera su vida para recuperar para aquellos de nosotros que hemos confesado y creído.


Luego iremos a estudiar la sección que explica cómo recuperar lo perdido por Adán y Eva. En la sección final, como todas las cosas de Dios tienen un propósito definido, nuestra búsqueda en la Palabra será dirigida a qué hacer con el espíritu santo que Dios nos provee una vez que lo recibimos.

No todas las personas son hijos e hijas de Dios. Esa realidad de ser hijo Suyo es un privilegio más allá de lo que nuestras mentes limitadas pueden comprender que trae consigo una gran responsabilidad. Así como Cristo vivió y murió para que nosotros tengamos vida, necesitamos hacer que nuestra vida sea en servicio desinteresado a los demás. Por eso el título de esta enseñanza: Nuevo nacimiento, realidad, privilegio y responsabilidad, pues nuestro ser hijos de Dios conlleva una tremenda responsabilidad.

Juan 10:10:
El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo [Jesús es quien habla] he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Jesucristo vino para que tengamos vida espiritual abundante. De no haber sido que él vino, hizo todo lo que hizo y luego ascendió a la diestra de Dios no tendríamos esa nueva clase de vida disponible. Del mismo modo tampoco podríamos hacer los trabajos que él hizo y aún mayores. Esa vida espiritual en abundancia que Jesús vino a hacer disponible es nuestra habilidad en Dios en Cristo de ser AHORA y hacer AHORA lo que él fue e hizo en el pasado sobre la Tierra.


Espíritu, Cuerpo y Alma

En el principio creó Dios los cielos y la Tierra de manera ordenada y completa. Luego, en algún momento de la “prehistoria Bíblica”, la Tierra se volvió desordenada y vacía. Dios tuvo en Su corazón de amor poner al hombre, Su virrey[1], como gobernante sobre los asuntos de la Tierra. Por eso, en un acto típico de Su amor, ordenó las cosas de tal modo que pudiera poner al rey de la creación: el hombre, sobre toda Su obra creada. Para ello, a este representante Suyo, lo dotó, le proveyó de la herramienta que lo habilitaba a gobernar: Su espíritu sobre él.

El diseño original de Dios para el hombre es un ser tripartito, es decir un ser con cuerpo, alma y espíritu.

1 Tesalonicenses 5:23:
Y el mismo  Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu (pneuma), alma (psuche) y cuerpo (soma), sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Es singular que aquí el apóstol Pablo hablando por revelación de Dios dice: “todo vuestro ser”; y para no dejar lugar a dudas añade lo que significa “todo vuestro ser”: espíritu, alma y cuerpo.

Entre los años 37 y 100 dC vivió un historiador de nombre Flavio Josefo quien quizás sea la fuente extra-Bíblica de mayor consulta en lo referente a los tiempos posteriores a la ascensión del Señor Jesucristo. En su trabajo[2] acerca del primer Capítulo del libro de Génesis dice: …Mas aún. Después del séptimo día Moisés comienza a hablar filosóficamente y en lo concerniente  a la formación del hombre dice así: Que Dios tomó polvo de la tierra, y formó al hombre, y le insertó un espíritu y un alma. Sin lugar a dudas, en las palabras de Josefo, Dios le insertó -a aquello que previamente había formado- dos cosas más: espíritu y alma. No dice el texto que le insertó espíritu también llamado alma o que le haya insertado espíritu o alma. Dice: espíritu y alma, dos cosas distintas. En su consideración el traductor de Josefo  hace una nota al pie en cuya primera parte dice: “Podemos observar aquí que Josefo supone que el hombre está compuesto de espíritu, alma y cuerpo con San Pablo” (I Tesalonicenses 5:23) y el resto de los antiguos... Es decir que Josefo, su traductor y “el resto de los antiguos” entendían al hombre compuesto por tres entidades: cuerpo, alma y espíritu.

Concluimos entonces que para Josefo y para Pablo (quien habló por revelación de Dios) no existía confusión alguna acerca lo que son alma y espíritu: elementos de diferente naturaleza.

En el Diccionario de Figuras de Dicción[3] menciona que 1 Tesalonicenses 5:23 tiene una figura literaria llamada Aliteración que consiste en la repetición de dos o más palabras sucesivas. Esta figura presenta su belleza y máximo esplendor en el original de las Escrituras en Griego. Donde dice: “por completo; y todo vuestro ser...” en Griego es holoteleis kai holokleron. Ésta expresión en el versículo quedaría: “santificación completa de vuestro ser completo”. Las figuras de dicción usadas en la Biblia son una marca de Dios para llamar la atención[4]. Aquí el lector, entonces debería detenerse y concentrar su atención en que el “ser completo”[5] es uno compuesto por tres elementos: espíritu (pneuma), alma (psuche) y cuerpo (soma).

1 Corintios 2:12-14:
Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, (v.13) lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. (v.14) Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las  puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

El hombre natural es un hombre que no es hijo de Dios, lo que llamaríamos como criaturas de Dios. Este hombre tiene cuerpo y alma y solamente puede recibir información a través de sus cinco sentidos, y no a través del espíritu de Dios.

De manera condensada Isaías 43 permite entender el origen del hombre, veamos los siguientes textos:

Isaías 43:7:
Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado [BARAH], los formé [YATSAR] y los hice [ASAH].

Dios es perfecto y también lo es Su Palabra. Dios según el texto:

1.- Creó al hombre
2.- Formó al hombre
3.- Hizo al hombre.

La pregunta que surge es: ¿ Que fué lo que Creó Dios en el hombre?... ¿Que fué lo que Dios formó e hizo en el hombre?. Esas tres palabras (crear, formar y hacer) son de diferentes significados y no son sinónimas. Por consiguiente, de haber querido usar otras palabras diferentes a “creado”, “formé” e “hice” las hubiese usado. Dios no hace un uso impreciso de las palabras. Estas tres palabras en cuestión no son sinónimas. No da lo mismo usar una que otra. No significan lo mismo. Son tan diferentes en castellano como lo son en el idioma original.

1 Tesalonicenses 5:23:
Y el mismo  Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

De la misma manera “espíritu”, “alma” y “cuerpo”, tampoco son sinónimos. Las mismas Escrituras tienen la respuesta en cuánto a qué fue creado, qué fue formado y qué fue hecho por Dios. Entonces a la luz de la Biblia, entenderemos lo que significa: Cuerpo, alma y espíritu, en el hombre.

Comencemos nuestra búsqueda con el primer hombre, Adán, en el libro de Génesis. La primera de las tres acciones del Creador con respecto al hombre fue crear espíritu para habilitarlo al gobierno de la Tierra. En nuestra búsqueda, sin embargo, en primer lugar aprenderemos qué fue formado por Dios.

Génesis 2:7a:
Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra,

La parte del hombre que Dios formó con los materiales que provinieron de la tierra fue el cuerpo. La palabra hebrea para “formó” es la palabra YATSAR, que quiere decir: “formado de algo que ya existía”[6]. El versículo dice que Dios formó al hombre del polvo de la tierra. La tierra ya existía previamente y de ella tomó Dios para formar al hombre como un alfarero forma su vasija. La palabra para “hombre” es la palabra ADAM y significa “tierra roja[7]. El cuerpo del hombre está constituido con los mismos elementos que se hallan en el  polvo de la tierra. Por ejemplo por la química básica, sabemos que el polvo de la tierra está constituído por elementos minerales básicos: calcio, magnesio, hierro, sodio, potasio etc.  De ahi que nuestro cuerpo está constituido por esos mismos elementos.

Génesis 3:19:
Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Otro versículo clave en el uso de esta palabra hebrea YATSAR es Isaías 64:8 la que según la versión del Nuevo Mundo[8] dice: Y ahora, oh Jehová tú eres nuestro Padre. Nosotros somos el barro, y tú eres nuestro Alfarero [YATSAR], y todos somos la obra de tus manos.

Hasta aquí documentamos que Dios formó el cuerpo del hombre tomando los mismos elementos del polvo de la tierra, pero éste aun no tenía vida. 

Afortunadamente Dios continuó su tarea hasta completarla.

Génesis 2:7:
Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente [NEPHESH].

“Ser viviente” en hebreo es la palabra NEPHESH  y en griego psuche. En el Antiguo Testamento NEPHESH es usada 754 veces y de éstas unas 470 es traducida alma. También es traducida de varias otras maneras, entre otras: vida, hombre, mente, aliento, criatura, persona, etc.[9].

En el Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana[10] en alma dice ánima del griego anemos, viento, soplo, aire sutil, con el cual fue comparado el principio interior de todo cuerpo viviente. Anemios es un verbal de aō, alemi, soplar, espirar, etc., y otros dicen que su radical es el sánscrito an, ana, soplar, respirar

De todos modos las tres etimologías prueban que los aryas[11], como los griegos y los romanos, creían en la existencia del alma y la identificaban con el soplo vital. A propósito de aemi dice Bergier que la raíz am, e, con una aspiración más o menos fuerte, se descubre perfectamente en aquel verbo g., que significa soplar. Respirar; que en dialecto ático se decía emi por phemi, decir, hablar;... que el griego anemos y el latín animus, anima son una misma cosa;- que ánima significa propiamente el soplo.... El Dr. Rosal opina también por el origen griego, sin embargo, sus estudios fueron por otro camino, diciendo que ánima, alma, se formó de haima, sangre, porque los antiguos creyeron que la sangre era el alma. Cita en comprobación a Virgilio, que llamó anima a la sangre[12]: purpuream  vomit ille animan (Eneida, IX, 349), y a Horacio que llama sangre al alma: Non vanoe redeat sanguis imagini (oda 24 del lib. I). La idea que sostenían los mencionados en este Diccionario: Bergier, el Dr. Rosal, los antiguos, Virgilio[13] y Horacio[14] estaba -en general- alineada con las Escrituras como se verá en el Estudio.

Nuevamente en Génesis 2:7:
Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente

Hay una versión[15] de la Biblia que traduce este versículo de la siguiente manera: Y Jehová Dios procedió a formar al hombre del polvo del suelo y a soplar en sus narices el aliento de vida, y el hombre vino a ser alma viviente.

El texto hebreo de la Biblia[16] dice: Y formó, pues, el Eterno, Dios, al hombre, del polvo de la tierra, y sopló en sus narices aliento de vida; y fue el hombre, alma viva. Alma en hebreo es NEPHESH.

La Septuaginta[17] también traduce “alma” en lugar de “ser”. En esta versión griega del Antiguo Testamento, alma es psuche. Así que el hombre –dice la Sagrada Escritura- fue un “alma viviente” luego de que Dios soplara en su nariz aliento de vida, no antes.  Primero formó[18] al hombre su cuerpo como un alfarero forma de la arcilla una vasija y luego –una vez que ya existía el cuerpo del hombre- le dio vida a través de darle aliento soplando en su nariz. Dios puso vida en Adán, hizo que el hombre fuera un alma viviente.

La palabra “hizo” en hebreo es ASAH, una sustancia requerida de la que la cosa hecha consiste[19].  El alma no es más ni menos que aquello que da vida al cuerpo de la persona. No tiene nada que ver si la persona es o no cristiana. Mientras respire, tiene alma. Veamos algunos ejemplos, donde se usa la palabra alma.

1 Pedro 3:20:
Los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas [psuche: alma], es decir ocho, fueron salvadas por agua.

Este evento que relata aquí este registro de la Escritura, ocurrió antes de la primera venida del Señor Jesucristo de tal manera que no puede decirse que los involucrados fueran cristianos.

Hechos 27:37:
Y éramos todas las personas [psuche: alma] en la nave doscientas setenta y seis.

Este pasaje registra el viaje en barco que hicieron Pablo y Lucas a Roma. Exceptuando a ellos dos, no menciona el registro que hubieran mas cristianos a bordo y sin embargo todos son contados como “almas” porque eran personas vivas, que respiraban, cristianos y no cristianos. Hoy día se usa como regla de memorización de la llamada internacional para desastres marítimos o SOS a la traducción de ésta sigla en inglés que quiere decir “save our souls” ó salven nuestras almas[20].

A fin de lograr el correcto entendimiento de lo que significa la palabra alma; uno debe estudiar el uso que hace Dios en Su Palabra de la palabra hebrea NEPHESH y de la palabra griega psuche. El concepto que se tiene de alma fuera de lo que dice la Palabra de Dios, ha traído a través de todas las edades confusión y una gran variedad de controversias entre las distintas posturas filosóficas, psicológicas y religiosas al respecto.

Alma, entonces, es vida de aliento. Uno vive, uno tiene alma. Con el último aliento, la vida de una persona desaparece.

Génesis 35:16-19:
(v.16) Después partieron de Bet-el; y había aún como media legua de tierra para llegar a Efrata, cuando dio a luz Raquel, y hubo trabajo en su parto. (v.17) Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo. (v.18) Y aconteció que al salírsele el alma [NEPHESH] (pues murió), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín. (v.19) Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino de Efrata, la cual es Belén

Este registro documenta el momento de la muerte de una de las esposas de Israel en ocasión de dar a luz a Benjamín. La misma Biblia dice que se le salió el alma que es lo mismo que decir que murió.

Génesis 1:30:
Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida [alma, NEPHESH], toda planta verde les será para comer. Y fue así.

Eclesiastés 3:19 y 20:
19 Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad. 20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

Es interesante que los animales tienen un cuerpo que regresa al polvo, es decir que se descompone a partir de la muerte y también tienen alma; de tal manera que con el último aliento cesa su vida igual que la nuestra.

Génesis 1:20a:
Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes [NEPHESH]...
Génesis 1:21a:
Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente [NEPHESH]...
Génesis 1:24a:
Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes [NEPHESH]...

Estar respirando hace de la persona o del animal  un ser vivo, un alma viviente. Pero exactamente ¿dónde reside el alma en el cuerpo?

Levitico17: 11:[21]
Porque la vida [NEPHESH] de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas [NEPHESH]; y la misma sangre hará expiación de la persona [NEPHESH].

La vida del alma reside en la sangre[22]. La versión Watchtower[23]  traduce éste versículo así: Porque el alma de la carne está en la sangre, y yo mismo la he puesto sobre el altar para ustedes para hacer expiación por sus almas, porque la sangre es lo que hace expiación en virtud del alma  (en ella).

Otra versión[24] traducida del idioma inglés de esa porción de la Escritura dice: ...porque es la sangre, como el asiento de la vida, la que hace expiación.

La respiración[25] del ser humano permite que la sangre entre en contacto con el oxígeno que contiene el aire. Éste es llevado por el torrente sanguíneo oxigenando cada parte del cuerpo, dándole así vida. El alma, entonces es lo que da a un ser  su vida. Cuando el ser muere, su cuerpo (lo cual incluye la sangre) regresa al polvo de donde vino. Con el cese de la vida, cesa también la respiración y la circulación de sangre por el cuerpo. El alma de la persona deja de ser, deja de existir con su último aliento. No se transmuta, no se transmigra. No hay cosa alguna de inmortal en el cuerpo como tampoco lo hay en el alma.


Hasta aquí estudiamos según el texto de Isaías, lo siguiente:
Dios formó el cuerpo del hombre a través del barro de la tierra. Según la Biblia el cuerpo no es inmortal.

Dios hizo el alma del hombre a través del soplo en su nariz vida de aliento. El alma del hombre reside en la sangre. Según la biblia, el alma no es inmortal.

Falta estudiar una parte del maravilloso trabajo de Dios en cuanto al hombre. Ya estudiamos como formó el cuerpo del hombre y como le dio vida de aliento. 

Ahora dedicaremos un tiempo a la primera de las tres cosas que registra la Escritura en las que Dios intervino a los efectos de traer en existencia al hombre: crear su espíritu. Éste fue el primer paso de Dios. La primera vez que la palabra “creó” es usada en la Biblia, también se encuentra en Génesis.

Génesis 1:1:
En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

“Creó” es la palabra hebrea BARA que literalmente significa[26] sacar algo de la nada ó hacer que exista algo que nunca antes existió de ninguna manera. En el día de hoy utilizamos la palabra crear para cuando por ejemplo un pintor o un escultor “crean” una obra de arte. Lo que pasa aquí es que “este creador” de hoy, “crea” a partir de cosas existentes como por ejemplo mármol u óleo o pintura acrílica y esculpe el mármol o pinta sobre una tela. Esta tela, el mármol las pinturas, el cincel, el pincel… son todas cosas que previamente existían. El dibujo no existía y la figura esculpida en mármol no existía, pero los elementos de partida para llegar al trabajo final si existían previamente. Eso es el uso del verbo crear hoy día. Pero no hay que dejarse confundir por este uso no Bíblico de “crear”. Dios, es el Creador de los cielos y la Tierra y todo lo que en ella hay, no partió de cosa alguna para crear los cielos, la tierra, el espíritu del hombre, y todo lo otro que también creó.

Según Dios progresaba en Su trabajo de arreglar todo lo concerniente a la Tierra y todo lo que en ella hay, finalmente se ocupó de Su trabajo culmine: el hombre.

Génesis 1:27:
Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. La pregunta podría surgir aquí ¿Cuál es la imagen de Dios?

Juan 4:24:
Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

Un espíritu no tiene carne o huesos[27]. Dios creó (lo sacó de la nada, hizo que existiera) el espíritu del hombre, Su imagen lo que El es, Su naturaleza. Así el hombre, paso a paso en el proceso completo, llegó a ser espíritu, cuerpo y alma. 

De esta manera Dios y el hombre pudieron tener comunión, no a través del cuerpo o del alma de Adán sino a través de la creación de Dios en el hombre.
Justamente éste es el hombre del que habla Isaías 43:7 y 1 Tesalonicenses 5:23, donde las Escrituras dicen que el hombre fue creado, formado y hecho; y que –en virtud de ello- tiene espíritu, cuerpo y alma.

Debido a enseñanzas religiosas, para algunas personas alma y espíritu son la misma cosa[28]. No es así para la Palabra de Dios. Probablemente –en nuestro idioma- la responsabilidad de esta confusión provenga del latín. Según Barcia[29] alma, ánimo, mente y espíritu son sinónimos. Este autor dice (en directa oposición a lo que dice la Palabra de Dios) el principio de la vida es lo que se llama alma o espíritu. En cuanto a espíritu dice: Espíritu viene del latín spiritus, soplo, forma substantiva del spirare, soplar. Tal fue la significación originaria de éste vocablo, con la cual entró en los verbos siguientes: aspirar, espirar, respirar, que vale tanto como si dijéramos: aspiritar, respiritar, tomar y exhalar los espíritus; esto es el soplo vital, el aire atmosférico.

El hombre tiene un cuerpo que es el “alojamiento” del alma en todos los casos y del espíritu de Dios en aquellos casos en que la persona cree y  confiesa según lo que la Palabra de Dios declara en Romanos 10:9 y 10.

1 Corintios 3:16:
¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

1 Corintios 6:19:
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

El alma quedaría definida por la Palabra de Dios como vida de aliento. Las plantas no tienen vida de aliento sino vida de crecimiento por eso pueden crecer, reproducirse y tener fruto. Los animales son una categoría superior porque tienen ambas: vida de aliento y vida de crecimiento. El hombre –según fue originalmente creado- sobrepasaba al reino animal en cuanto a que además de cuerpo y alma también tenía espíritu. Era precisamente eso -que tenía espíritu- lo que lo hacía sobresalir del conjunto de la creación y lo habilitaba al gobierno de la Tierra. A causa de que tenía espíritu en él, Dios entonces podía comunicarse con Su creación. Espíritu (con mayúscula) con espíritu (con minúscula). Justamente este espíritu era la común unión entre el Creador, Quien es el Donador y Su creación -en la persona- que es Su don.

La presencia de Dios a través de Su espíritu en el hombre es el ambiente natural del hombre. Según el diseño original de Dios es como el hombre debía ser: cuerpo, alma y espíritu.


Marcos 16:15
15 Les dijo: «Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas *nuevas a toda criatura.[a] 16 El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado.

 Nota del  Autor

Toda la Escritura utilizada en este artículo es de la Versión Reina Valera 1960[30] a menos que se especifique algo en contrario. Cada vez que aparezca resaltada alguna palabra dentro del texto de la Biblia, se trata del énfasis añadido por el autor.


Toda vez que se utilice una palabra de origen Griego será escrita en minúscula cursiva (Ej.: atomos). Y si se usara una palabra hebrea o aramea será escrita en mayúscula cursiva (Ej.: YARE). En ambos casos se puede utilizar la palabra raíz como cualquier otra forma gramatical de esa palabra en representación de la familia de palabras.


Debido a que los paréntesis se utilizan en el texto Bíblico; cada vez que exista una nota del autor estará colocada entre corchetes para diferenciarla.


Todas las citas de fuentes externas se notarán en esta otra tipografía para diferenciarlas del resto. Asimismo cuando la cita de la fuente sea de mayor longitud que la presentada en este artículo; se resumirá usando “...” indicando que hay mas información disponible para consulta en dicha fuente.


Cuando se haga referencia al texto griego o hebreo, ésta estará basada en dichos textos según sean presentados en ESword de Rick Meyer y/o de la Interlinear Scripture Analyzer de André de Mol y/o de En el principio era la Palabra.


Las notas al final son una parte integral y necesaria del Estudio. Tienen el propósito de documentar, respaldar, ampliar, aclarar, o reforzar el tema que se trate.


Esta enseñanza somete a consideración del lector el tema que trata. Es mas bien en algunos casos un punto de partida que propone, orienta y -desde ya- concluye con lo que el autor ha estudiado y debido a eso presentado de las Escrituras. No obstante, la Palabra de Dios es simplemente inagotable. El único que no necesita revisión es Dios mismo y Su Palabra según fue originalmente inspirada. Pero nuestro conocimiento y entendimiento  de las distintas maravillas presentadas en la Palabra de Dios siempre pueden ser y debieran ser sometidas al escrutinio[31] del estudiante. Entonces, el presente trabajo es presentado al estudiante Bíblico como una ayuda, una fuente mas de consulta, de referencia y de estudio de la Palabra de Dios. La obra está lejos de pretender ser la única ni mucho menos la más sobresaliente obra de este tipo que exista. Ella no posee eminencia sobre ninguna otra ni es autoridad última sobre el tema. La autoría de la Palabra de Dios es la exclusividad del Padre Celestial y como tal es la fuente de conocimiento y autoridad única e inapelable.

Dios lo bendiga

Eduardo Di Noto



[1] Di Noto, Eduardo El Reino de Dios, Un fundamento. Ediciones de la Palabra de Dios sobre el mundo. Buenos Aires, Argentina. 2010, Pág. 16
[2] The Works of Josephus, Translated by William Whiston, A. M., Hendrickson Publishers, Lynn, Massachussetts, Pág. 25, Párrafos 1 y  2
[3] Bullinger, Ethelbert W. Diccionario de Figuras de Dicción usadas en la Biblia, adaptado al Castellano por Francisco Lacueva, Editorial CLIE, 1985, Pág. 170
[4] “Todo idioma tiene sus propias normas gramaticales. Sin embargo, cuando queremos poner de relieve el poder de un vocablo o la fuerza de una expresión, tenemos que dejar a un lado el uso común del lenguaje y usar las palabras y las expresiones en una forma diferente. A estas nuevas formas llamamos figuras de dicción. ...una figura denota cierta forma que un término o una frase toman, diferente de su forma ordinaria y natural. Esto tiene siempre por objeto añadir fuerza, vida, énfasis o intensidad de sentimiento... mientras las expresiones siguen su cauce normal, no nos damos cuenta. Pero, cuando súbitamente hay una desviación del curso normal, un cambio inesperado, los ojos se detienen, la atención se despierta y nuestra mente se pone a trabajar para descubrir por qué las palabras han tomado una nueva forma, cuál es el énfasis particular del pasaje y por qué se le da tal relieve al hecho referido o a la verdad expresada.” Extractado de: Diccionario de Figuras de Dicción usadas en la Biblia, Ethelbert W. Bullinger, adaptado al Castellano por Francisco Lacueva, Editorial CLIE, 1985, Pág. 7, 8 y 9
[5] Ejemplo de enseñanza errónea: “El ‘espíritu’ que sale de la persona al morir es la fuerza de vida procedente del creador… Cuando alguien muere, el espíritu (la fuerza de vida) deja de animar las células corporales , tal como una bombilla se apaga una vez que se desconecta la electricidad. Cuando la fuerza de vida deja de sostener el cuerpo humano, el hombre, el alma, muere…” El Conocimiento que lleva a vida eterna, Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsilvania, 1995 Pág. 81 Otra referencia de enseñanza errónea : La resurrección de los muertos fue revelada progresivamente por Dios a su Pueblo. La esperanza en la resurrección corporal de los muertos se impuso como una consecuencia intrínseca de la fe en un Dios creador del hombre todo entero, alma y cuerpo… Catecismo de la Iglesia Católica. Conferencia Episcopal Argentina, 1993, Edidea S. A. Madrid, España, Pág. 265, Art. 992
[6] Wierwille, Victor Paul. Power for Abundant Living, American Christian Press, The Way International, New Knoxville, Ohio, Pág. 233
[7] Ob. Cit. Power for…, Pág. 233. Véase también: Adam, rojo, una palabra Babilónica, el nombre genérico del hombre. Tiene el mismo significado en el idioma Hebreo y en el Asirio. Easton’s Bible Dictionary, Premium Bible Study 2.1.713 © 2004 http//www.BibleRiver.com
[8] Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc. 1985, Pág.  949
[9] Para un estudio profundo de la palabra hebrea NEPHESH referirse al apéndice 13 de The Companion Bible, Ethelbert W. Bullinger, Samuel Bagster and Sons Limited, London, 1974,  
[10] Monlau, Pedro Felipe Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana. Joaquín Gil Editor, Buenos Aires, Argentina, 1946, Pág. 298. (En este caso se presenta un digesto de la totalidad de lo que dice.)
[11] Sánscrito es el lenguaje literario de los hindúes. Es un lenguaje de los cultivados y de las castas sacerdotales. Pertenece a la rama Indo aria de los lenguajes Indo Iraníes.
[12] Ver Levítico 17:11
[13] Virgilio (Publio Vergilius Marón) (Andès, actual Pietole en 70 adC - Brindes, actual Brindisi, 19 adC) fue un poeta romano, autor de las Bucólicas, las Geórgicas y La Eneida. Tomado del sitio: http://es.wikipedia.org/wiki/Virgilio
[14] Quinto Horacio Flaco (en latín Quintus Horatius Flaccus) (Venusia, hoy Venosia Apulia, 8 de diciembre del 65 adC - Roma, 27 de noviembre del 8 adC), es el principal poeta lírico y satírico en lengua latina. Era hijo de un esclavo liberto, si bien nació cuando su padre ya gozaba de la libertad. Su padre, aunque pobre, invirtió mucho dinero en la educación de su hijo, acompañándolo a Roma donde inició sus estudios de Gramática con Orbilio y, probablemente, los de retórica con Heliodoro. A los 20 años de edad se trasladó a Atenas para estudiar griego y Filosofía en la Academia con Teomnesto, donde tomó contacto por vez primera con el epicureísmo. Horacio siempre reconoció los cuidados y el gran sacrificio que su padre hizo por él, siendo la relación con su progenitor uno de los más bellos episodios de amor filial que sobreviven del periodo clásico. Tomado del sitio: http://es.wikipedia.org/wiki/Horacio
[15]Ob. Cit. Traducción del…, Pág. 8
[16] Meir Halevi Leteris, La Biblia Texto Hebreo Revisado. Editorial Estrellas, Buenos Aires, 1946, Pág. 3
[17] Brenton, Sir Lancelot C. L The Septuagint Version: Greek and English,. Zondervan Publishing House, 1981, Pág. 3
[18] La Companion Bible tiene una nota marginal en la palabra formó que dice: “como un alfarero” . Ver también Isaías 64:8. The Companion Bible, Ethelbert W. Bullinger, Samuel Bagster and Sons Limited, London, 1974, Pág. 5
[19] Ob. Cit. Power for… Pág. 234
[20] En principio las letras SOS no tienen ningún significado asociado y se eligió esta representación debido a que podía ser radiada fácilmente usando el código Morse, con una sucesión de tres pulsos cortos, tres largos y otros tres cortos (. . . - - - . . . ), también debido a la simpleza de la misma es menos probable que se pierda o mal interprete por interferencias. Posteriormente se le asociaron significados para facilitar su memorización, por ejemplo Save Our Souls (salven nuestras almas) o Save Our Ship (salven nuestro barco) en inglés o Socorro Oh Socorro en español. Tomado de la Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/S.O.S.
[21] Hebreos 9:22:Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión. (Ver todo el Capítulo)
[22] Génesis 9:4; Levítico 7: 26 y 27, 17:10-14, 19:26; Deuteronomio 12:16 y 23
[23] Ob. Cit. Traducción del… , Pág. 158
[24] Vaughan, Curtis The Bible from 26 Translations. The New American Bible, Baker Book House,1988, Pág. 225
[25] Aparato circulatorio: en anatomía y fisiología, sistema por el que discurre la sangre a través de las arterias, los capilares y las venas; este recorrido tiene su punto de partida y su final en el corazón… El lado derecho del corazón bombea sangre carente de oxígeno procedente de los tejidos hacia los pulmones donde se oxigena; el lado izquierdo del corazón recibe la sangre oxigenada de los pulmones y la impulsa a través de las arterias a todos los tejidos del organismo… La sangre procedente de todo el organismo llega a la aurícula derecha a través de dos venas principales: la vena cava superior y la vena cava inferior. Cuando la aurícula derecha se contrae, impulsa la sangre a través de un orificio —el de la válvula tricúspide cuando se abre— hacia el ventrículo derecho. La contracción de este ventrículo conduce la sangre hacia los pulmones… En su recorrido a través de los pulmones, la sangre se oxigena, es decir, se satura de oxígeno. Después regresa al corazón por medio de las cuatro venas pulmonares que desembocan en la aurícula izquierda… La aorta se divide en una serie de ramas principales que a su vez se ramifican en otras más pequeñas, de modo que todo el organismo recibe la sangre a través de un proceso complicado de múltiples derivaciones. Las arterias menores se dividen en una fina red de vasos aún más pequeños, los llamados capilares, que tienen paredes muy delgadas. De esta manera la sangre entra en estrecho contacto con los líquidos y los tejidos del organismo. En los vasos capilares la sangre desempeña tres funciones: libera el oxígeno hacia los tejidos, proporciona a las células del organismo nutrientes y otras sustancias esenciales que transporta, y capta los productos de desecho de los tejidos…Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
[26] Ob. Cit Power for… Pág. 238
[27] Lucas 24:39
[28] “….La Palabra de Dios nos enseña claramente que Él nos hizo del polvo y nos sopló el aliento de vida, es decir el alma y espíritu.” Iglesia Evangélica Metodista Kum-Ram, Fundación Misionera del Amor Coreano. Folleto de proselitismo callejero
[29] Barcia, Roque Gran Diccionario de Sinónimos Castellanos compuesto sobre la base del Diccionario Completo de Joaquín Gil Editor, Buenos Aires 1950, Pág. 94 y 95
[30] La Santa Biblia Antiguo y Nuevo Testamentos, Antigua Versión de Casiodoro de Reina (1569) Revisada por Cipriano de Valera (1602) Revisión de 1960. Sociedades Bíblicas Unidas, 1993
[31] Hechos 17:11


Para ver la segunda parte de este estudio, clique en el siguiente link:

http://teologiaycienciarubedaza.blogspot.com/2012/12/la-caida-del-hombre-ciertamente-moriras.html

9 comentarios:

  1. la verdad que esta pagina esta espectacular, con unas enseñanzas poderosas.ami personalmente me encanto, y se que a muchas personas también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco Castillo, gracias por manifestar palabras de aprecio y cariño sobre este estudio de la exactitud de la Palabra de Dios, la verdad es que estimula cada vez más el de compartir muchos principios y verdades Bíblicas a través de este Blog. Dios te bendiga, vuelvas nuevamente y sácale provecho al máximo. Un saludo especial. Ruben Dario Daza

      Eliminar
  2. Tremendo Estudio....muchas Bendiciones.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias koko Cuellar, te agradezco mucho por tu participación y visita a mi blog. Sabes que acepto sugerencias, puedes indicarme algunos temas que te gustaria ver en el blog y que trataramos acerca de verdades y principios dogmaticos de tu interés personal. Un abrazo. Ruben

      Eliminar
  3. Hola Pastor, no sabia que los Pastores evangélicos de Colombia eran cultos y estudios del tema que tratas al respecto. Lo felicito, la perspectiva del hombre en la Biblia es muy valedero, Ud. pudo realizarlo muy bien. Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
  4. Saludos. el hombre no son 3 partes o tricotomía . es ALMA VIVIENTE. Genesis 2:7 es distinto a Tesalonisenses 5:23.

    ResponderEliminar
  5. buenos dias, estoy interesada en estudiar antropologia de la BIBLIA y me acabo de encontrar su pagina, ojala sea lo que conteste mi inquietud, bendiciones

    ResponderEliminar
  6. PASTOR ME ACABO DE SUSCRIBIR PERO ME CONTESTARON EN EL CORREO EN INGLES. AYUDA PUES DE INGLES NI PIO. GRACIAS ANGELA

    ResponderEliminar
  7. PASTOR ME ACABO DE SUSCRIBIR PERO ME CONTESTARON EN EL CORREO EN INGLES. AYUDA PUES DE INGLES NI PIO. GRACIAS ANGELA

    ResponderEliminar