viernes, 25 de abril de 2014

EL TEMOR DE JEHOVÁ



EL TEMOR DE JEHOVÁ

H
abíamos visto previamente[1] que en la Palabra de Dios hay dos usos distintivos del vocablo temor. Uno negativo que es el uso mas corriente que conlleva angustia del ánimo y con el que todas las personas de una manera u otra estamos lamentablemente familiarizados. El otro uso es uno positivo que básicamente es el respeto profundo por Dios que trae muchos beneficios.

Proverbios 1:7:
El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos
 desprecian la sabiduría y la enseñanza.

Esto en otras palabras quiere decir que si una persona quiere tener acceso a la sabiduría de Dios tiene que temer a Dios. Dicho de otra manera si alguien no teme a Dios no puede contar con Su sabiduría. Además para que quede bien claro quien desprecia la sabiduría y la enseñanza es un insensato.

Puede que una persona conozca las Escrituras mejor que muchos otros, que recuerde versículos de memoria y sepa quienes fueron, qué hicieron y en que época vivieron los grandes hombres de Dios como Moisés, Noé, Abraham, Jacob, Jesucristo, Pablo… pero si no tiene respeto por Dios no tiene sabiduría[2] que básicamente definida es conocimiento aplicado.

La Palabra es de Dios y por consiguiente no tener un respeto profundo por el autor de la Palabra es insensato.

Proverbios 2:1-5:
1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, 3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; 4 Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, 5 Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios. 6 Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. 7 El provee de sana sabiduría a los rectos; Es escudo a los que caminan rectamente.

Es el corazón el que tiene que ser inclinado hacia la prudencia, no simplemente la mente. Además quien hace esos trabajos (recibir, guardar, estar atento, inclinar, clamar, buscar, escudriñar y entender el respeto por Dios…) es la persona. No es un don de Dios. La persona por su libre voluntad hace esas cosas que menciona este registro de la Escritura. El trabajo de Dios es ser el generador del conocimiento y la inteligencia, El es proveedor de la sana sabiduría a los rectos y es escudo a los que caminan rectamente.

El temor de Jehová es respeto por Dios pero con un detalle; no es el respeto que uno tendría para con un par suyo, un amigo, un pariente o un conocido ni siquiera para con sus padres. Es un respeto único por que El es el único Dios por consiguiente el respeto profundo para con el creador de los cielos y de la tierra no podría ser comparado con otro tipo de respeto.  

Jeremías 10: 6 y 7:
6 No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu nombre en poderío. 7 ¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones? Porque a ti es debido el temor; porque entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay semejante a ti.

Si no hay semejante a Dios, entonces el respeto debido a El no puede ser semejante al que tenemos por otras personas.

Apocalipsis 15:4:
¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.

Malaquías 1:6-8:
El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre? 7 En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová es despreciable. 8 Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice Jehová de los ejércitos.

Aquí eran los mismos sacerdotes quienes no temían ni honraban a Dios. ¿Qué respeto a Dios habría en presentarle los animales rechazados? Dios no hace acepción de personas o de puestos jerárquicos pero si lo hace de las actitudes.

Jeremías 5:22-24:
22 ¿A mí no me temeréis? dice Jehová. ¿No os amedrentaréis ante mí, que puse arena por término al mar, por ordenación eterna la cual no quebrantará? Se levantarán tempestades, mas no prevalecerán; bramarán sus ondas, mas no lo pasarán. 23 No obstante, este pueblo tiene corazón falso y rebelde; se apartaron y se fueron. 24 Y no dijeron en su corazón: Temamos ahora a Jehová Dios nuestro, que da lluvia temprana y tardía en su tiempo, y nos guarda los tiempos establecidos de la siega.

Salmos 33:6-9:
6 Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca. 7 El junta como montón las aguas del mar; El pone en depósitos los abismos.
8 Tema a Jehová toda la tierra; Teman delante de él todos los habitantes del mundo. 9 Porque él dijo, y fue hecho; El mandó, y existió.

Alguien que dice algo y se hace, que junta las aguas del mar y que manda y hace que exista ciertamente es alguien que merece todo nuestro respeto.

1 Corintios 8:1:
En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica.

Tener conocimiento está bien. El conocimiento per se no es malo, todo lo contrario es bueno pero no necesariamente edifica. Lo que edifica es el amor. El temor reverente que uno puede tener hacia Dios es un trabajo amoroso de uno hacia Dios, no es un regalo que viene del cielo. Uno es quien decide tener un respeto reverente a Dios.

La Palabra de Dios nos asegura a Sus hijos que podemos ir al trono de gracia con toda confianza.

Hebreos 4:16:
Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

¿Cómo podríamos acercarnos al trono de gracia si no tuviéramos respeto por el dueño del trono?

Salmos 147:11:
Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia.

Por si nos preguntábamos qué lo complace a Dios ahí está la respuesta simple y llana en blanco y negro para que no haya dudas.

Job 28:28:
Y dijo al hombre: He aquí que el temor del Señor es la sabiduría,
Y el apartarse del mal, la inteligencia.

Salmos 19:19:
El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;
Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

Proverbios 8:13.
El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco.

Proverbios 9:10:
El temor de Jehová es el principio de la sabiduría,
Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

Proverbios 10:27:
El temor de Jehová aumentará los días;
Mas los años de los impíos serán acortados

En el estudio anterior[3] cuando repasamos el concepto de miedo habíamos visto que el miedo o el temor es una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. Recelo o aprensión que uno tiene de que le suceda una cosa contraria a lo que desea…   En estos usos del vocablo temor vemos que hay inteligencia, sabiduría, manantial de vida, Dios se complace en los que le temen… No hay cosa alguna de perturbación o angustia o recelo o aprensión en este uso singular de la palabra temor. Por ello temor en este uso es mas bien respeto -que por ser a Dios- es reverente, sin miedo alguno por parte del hijo de Dios por que Jesucristo nos dio acceso al Padre por lo tanto no tememos sino que respetamos.

Proverbios 14:26 y 27:
26 En el temor de Jehová está la fuerte confianza; Y esperanza tendrán sus hijos. 27 El temor de Jehová es manantial de vida
Para apartarse de los lazos de la muerte.

Proverbios 15:16 y 33:
Mejor es lo poco con el temor de Jehová, Que el gran tesoro donde hay turbación.
33 El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la humildad.

Proverbios 19:23:
El temor de Jehová es para vida, Y con él vivirá lleno de reposo el hombre; No será visitado de mal.

Proverbios 22:4:
Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.

Isaías 33:6:
Y reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia, y abundancia de salvación; el temor de Jehová será su tesoro.

Hechos 9:31:
Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo.

El miedo paraliza así que temor del Señor no puede ser miedo según lo conocemos por que estas reuniones de los hijos de Dios tenían paz, eran edificadas y se acrecentaban fortalecidas.

Hasta aquí algunos de los beneficios de respetar a Dios que podrían ser recopilados concentradamente en la siguiente lista: §Dios se complace en los que le temen, §el temor de Jehová es la sabiduría, §es limpio, §es el principio de la sabiduría, §aumentará los días… §en el está la fuente de confianza, §es manantial de vida, §es enseñanza de sabiduría, §es para vida, §con ella el hombre vivirá lleno de reposo, §es riqueza, honra y vida y §es el tesoro del hombre… Y esto no es todo, hay mas.

1 Pedro 2:17:
Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.

2 Corintios 7:1:
Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios

Colosenses 3:22:
Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios.

Hechos 10:1, 2, 34 y 35:
1 Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, 2 piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre.
34 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, 35 sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia.

El temor de Dios es un tópico de énfasis especial en la Palabra de Dios demostrado por la cantidad de veces que es mencionado. También como hemos visto es un tema íntimamente asociado a muchas bendiciones y promesas.

Salmos 25:12-14:
12 ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? El le enseñará el camino que ha de escoger. 13 Gozará él de bienestar, Y su descendencia heredará la tierra. 14 La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto.

Salmos 31: 19:
19 ¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen, Que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!

Salmos 33[4]:18 y 19:
18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia, 19 Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre

Salmos 34:7-9:
7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen,
Y los defiende. 8 Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él. 9 Temed a Jehová, vosotros sus santos,
Pues nada falta a los que le temen.

Salmos 85:9:
9 Ciertamente cercana está su salvación a los que le temen, Para que habite la gloria en nuestra tierra.

Salmos 103:11, 13, 17:
11 Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.
13 Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen.
17 Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos;

Salmos 111:4 y 5:
4 Ha hecho memorables sus maravillas; Clemente y misericordioso es Jehová. 5 Ha dado alimento a los que le temen;
Para siempre se acordará de su pacto.

Salmos 112: 1y 2:
1 Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera. 2 Su descendencia será poderosa en la tierra; La generación de los rectos será bendita.

Salmos 115:12 y13:
12 Jehová se acordó de nosotros; nos bendecirá; Bendecirá a la casa de Israel; Bendecirá a la casa de Aarón. 13 Bendecirá a los que temen a Jehová, A pequeños y a grandes.

Salmos 128: 1-4:
1 Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, Que anda en sus caminos. 2 Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado serás, y te irá bien. 3 Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. 4 He aquí que así será bendecido el hombre Que teme a Jehová.

Salmos 145:19:
Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.

Eclesiastés 8: 12 y 13:
12 Aunque el pecador haga mal cien veces, y prolongue sus días, con todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que temen ante su presencia; 13 y que no le irá bien al impío, ni le serán prolongados los días, que son como sombra; por cuanto no teme delante de la presencia de Dios.

Seguramente usted mismo ha encontrado mas beneficios y promesas además de estas en la Palabra de Dios. Estas -lo sé- son sólo algunas, hay mas muchas mas. El mensaje en todo caso no es que hay que respetar a Dios para obtener  las promesas pues nuestra relación con El no debiera ser una basada en transacción alguna sino una de amor entre Padre e hijo.

Sería vano conocer a Dios solo en teoría. Conocer Su Palabra con precisión  sin conocer de una manera amorosa a quien inspiró esa Palabra para que podamos conocerlo, amarlo y respetarlo. El temor o respeto profundo reverente  a Dios es la entrada o el pre requisito para la sabiduría.

Para concluir de la manera  mas simple en la misma Palabra de Dios concluye acerca de cual es el todo del hombre.

Eclesiastés 12: 13:
13 El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

 ----------------------------------------------
Autor: ©Eduardo Di Noto        
Editor y Revisor de texto: Rev. Ruben Dario Daza B. 
  
Nota del  Autor

Toda la Escritura utilizada en este artículo es de la Versión Reina Valera 1960[5] a menos que se especifique algo en contrario.

Toda vez que se utilice una palabra de origen Griego será escrita en minúscula cursiva (Ej.: phobos). Y si se usara una palabra hebrea o aramea será escrita en mayúscula cursiva (Ej.: YARE). En ambos casos se puede utilizar la palabra raíz como cualquier otra forma gramatical de esa palabra en representación de la familia de palabras.

Debido a que los paréntesis se utilizan en el texto Bíblico; cada vez que exista una nota del autor estará colocada entre corchetes para diferenciarla.

Todas las citas de fuentes externas se notarán en esta otra tipografía para diferenciarlas del resto. Asimismo cuando la cita de la fuente sea de mayor longitud que la presentada en este artículo; se resumirá usando “...” indicando que hay mas información disponible de consulta en dicha fuente.

Las notas al final son una parte integral y necesaria del Estudio. Tienen el propósito de documentar, respaldar, ampliar, aclarar, o reforzar el tema que se trate.

Toda enseñanza es útil para que sea un punto de partida para que el estudiante pueda entrar a la Palabra de Dios y entender por sí mismo. La gran cosa acerca de esto es que la Palabra de Dios es simplemente inagotable. El único que no necesita revisión es Dios mismo y Su Palabra según fue originalmente inspirada. Pero nuestro conocimiento y entendimiento  de las distintas maravillas presentadas en la Palabra de Dios siempre merece revisión.


[1] Se refiere a la enseñanza del mismo autor llamada No temas disponible en el sitio web http://misitio.fibertel.com.ar/wordsiteedn/Index.shtml
[2] En un sentido, es el cúmulo de conocimiento que toda persona posee sobre los temas que domina. En otro sentido, es la capacidad de juzgar correctamente cuándo, cómo, y para qué poner el conocimiento en acción. También puede decirse que la sabiduría es la capacidad de emplear el conocimiento de manera inteligente y con fines nobles. Sabiduría deriva de saborear. La palabra no estaba ligada en sus orígenes con la posesión de conocimientos, sino que significaba simplemente saborear, gustar y gozar de la verdad. Para obtener la sabiduría es necesario desearla. Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Sabiduria
[3] No temas. Ídem nota arriba
[4] 2 Crónicas 16:9ª: Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él.
[5] La Santa Biblia Antiguo y Nuevo Testamentos, Antigua Versión de Casiodoro de Reina (1569) Revisada por Cipriano de Valera (1602) Revisión de 1960. Sociedades Bíblicas Unidas, 1993

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada