jueves, 31 de marzo de 2011

¿Estás sufriendo por una separación?


video

Cómo superar el final de una relación importante cuando nadie te ha enseñado cómo lograrlo.Todos hemos atravesado por estas situaciones. A veces, las separaciones se dan entre personas que, para ser honestos, ya no tienen sentimientos de amor hacia la otra parte.

Hay relaciones que terminan por acuerdo mutuo, y también hay otras que, cuando terminan, nos hacen sentir que nuestras vísceras están siendo arrancadas por la garganta. Esas rupturas que nos hacen llorar hasta la última gota y nos dejan sumidos en la depresión durante meses... ¿Cómo se supone que podemos recuperarnos de una situación así?

A decir verdad, no hay respuesta. Sin embargo, existen algunas maneras de sobrellevar mejor la situación. Antes de empezar, cabe aclarar que llorar no está mal, y menos cuando ocurre algo que nos desgarra el corazón; lo que intentaremos es no quedar paralizados por el dolor.
 
Enfrenta la separación:
 
Algunas personas se empeñan en negar las cosas y entierran sus cabezas en la arena. Eligen emborracharse, echarse en la cama indefinidamente  por la depresión, implementar conductas autodestructivas, etcétera.

Todos, al enfrentar un rompimiento, reaccionamos de alguna manera. Sin embargo, la cosa es que si no enfrentamos el evento actual, posiblemente volvamos a repetir nuestros errores. Permítete llorar, revuélcate y aflígete sin remordimientos. Y luego —recién luego—, analiza la causa del rompimiento de modo que puedas aprender y avanzar a partir de allí.

Una vez más: si no tratas con las causas, volverás a cometer esos errores. Llora, analiza, y avanza hacia una vida mejor.

Sobrellevar la Separación – Dolor y Separación
 
Sobrellevar la separación, posiblemente sea una de las experiencias más duras que la vida nos depara. Dolor y separación pueden ser sinónimos. Con el fin de sobrellevar el dolor, a menudo queremos comprender lo que provocó la separación y en ocasiones nos echamos la culpa. Pero la verdad es que todos nosotros experimentaremos algún tipo de separación en nuestras vidas.

Separación se define en el diccionario Webster como: separarse, esparcir, desprender, solitario, aislado. Está claro que hay numerosas maneras de separación que se pueden enfrentar. La separación puede ser momentánea o para toda la vida.

Sobrellevar la Separación – A corto y Largo Plazo
 
Sobrellevar la separación a corto plazo puede involucrar que tú o el ser amado deban realizar un viaje, ir a la guerra o mudarse para asistir a la universidad. Aunque estas circunstancias son difíciles, la esperanza del retorno de la persona hace que la separación sea mucho más fácil de manejar para nosotros. Aunque dolorosa, la separación a corto plazo es frecuentemente natural y es un dolor que podemos superar. Por ejemplo, cuando los hijos crecen, se mudan lejos de los padres, a menudo inician sus propias familias Se han separado de su hogar original, pero aún así siguen siendo parte de la familia. Es posible que estén lejos físicamente, pero las familias pueden estar consistentemente conectadas por medio de llamadas telefónicas, correos electrónicos y visitas.

Sobrellevar la separación a largo plazo es más doloroso. Es probable que esta separación nunca se solucione debido al divorcio, muerte o excomunión. Los sentimientos de ser excluido, exiliado o aislado, a menudo acompañan esta separación. Las separaciones a largo plazo frecuentemente tienen como resultado un intenso dolor emocional que es difícil de sobrellevar. Si hemos sido separados debido a la exclusión o el exilio, es muy probable que nos sintamos rechazados o discriminados. Estos sentimientos pueden ser devastadores si no se los trata efectivamente.

Sobrellevar la Separación — Consuelo en la Aceptación y la Inclusión
 
Al sobrellevar la separación, nuestra necesidad de ser amados y aceptados se intensifica. Aunque la consejería es extremadamente útil, podemos aprender a sobrellevar separaciones dolorosas por nuestra cuenta. Al comprender cómo definimos las circunstancias y al aprender a seleccionar y aceptar lo que es importante para nosotros, estamos aprendiendo a sobrellevar. ¿Es posible seguir amando a una persona o situación que nos ha excluido o rechazado? Sí, pero es una cuestión de decisión. En otras palabras, podemos continuar amando a pesar de nuestro dolor personal, si conscientemente elegimos perdonar a aquel que nos ha lastimado y decidimos amarle de cualquier forma. ¿Significa eso que la relación será restaurada? No necesariamente, pero podemos aprender a sobrellevar el dolor e incluso encontrar consuelo en la comprensión y selección de prioridades.

Sobrellevar la Separación — El Amor de Dios es la Respuesta
 
Al principio del tiempo, sobrellevar una separación tuvo su inicio con Dios. El hombre escogió separarse de Dios por su desobediencia (ver Génesis, capítulo 3). Dios ama a su creación y no quiere estar separado de ella. Dios desea estar en comunión y tener una relación personal con nosotros; su prioridad es amar a la humanidad. La Biblia nos dice que Dios es amor (1 Juan 4:7-8). Nosotros aprendemos sobre el amor por Dios y manejamos nuestro dolor por medio del amor.

Al poner en acción el amor, sobrellevamos todas las formas de separación. Dios nos ama en todas las circunstancias. Romanos 5:8 dice: “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores (separados), Cristo murió por nosotros”. Juan 3:16 dice: “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda (se separe permanentemente), sino que tenga vida eterna”.

Si este momento estás sufriendo debido a una dolorosa separación, el amor incondicional de Dios puede ayudarte a resolver mucho del dolor que estás experimentando. No es necesario dejar de amar algo, simplemente porque estamos separados. A menudo, amamos a alguien a pesar de sus acciones o circunstancias; pero nos damos cuenta que esa relación no es posible. Debido a que depende de que ciertas condiciones sean las correctas, la relación es condicional.

El amor de Dios por nosotros es incondicional, pero si hemos de gozar de nuestra relación con él, necesitamos resolver o cumplir ciertas condiciones. El orgullo, la ira o la falta de humildad, con frecuencia evitan que nos reconciliemos y restablezcamos la relación. Cuando la relación es provocada por la muerte o por asuntos no resueltos, como por ejemplo, la falta de arrepentimiento o reconciliación, habrá duelo.

¿Estás sufriendo actualmente debido a una separación no resuelta? ¿Por qué no le presentas ese dolor a Dios? Si nunca has tenido una relación antes con él, puedes iniciar una este mismo instante. Simplemente dile que lo sientes por las cosas que has hecho que le han lastimado o disgustado. Dile que estás deseoso de cambiar tu vida y vivir de acuerdo a su voluntad, según como se te ha revelado en su Palabra, la Biblia. Es posible sobrellevar una separación de cualquier clase, pero primero se requiere poner fin a nuestra separación con Dios. Este es su deseo. ¿Es el tuyo? Lo único que te separa de él es una oración.

¡Dios te Bendice Grandemente!

Rev. Ruben Dario Daza B.

3 comentarios:

  1. Hermano Ruben, el tema de las separaciones es muy bueno, actual, sucinto y muy practico... Es muy bueno contar con lecturas buenas y llenas de espiritualidad

    ResponderEliminar
  2. Pastor, tus lecturas maravillosas enriquecen mi alma y espíritu. Es motivante encontrar tantas verdades reales y objetivas que ayudan a minimizar en parte muchas situaciones por las que a veces atravesamos. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. Este tema es muy importante debemos tener cuidado con nuestras relaciones y cuidarlas, para no pasar por esos momentos difíciles. Si por alguna razón la situación se transforma caótica no hay camino más viable que la separación. El diálogo antes, durante y después del proceso es importante, creo yo, que lo sigan haciendo, con respeto y compasión.

    ResponderEliminar