martes, 29 de marzo de 2011

¿Sabes Tratar con Gente Difícil?


Me acuerdo una vez que estaba dando una conferencia a un grupo de mujeres líderes de algunas Entidades Eclesiásticas en la ciudad de Bauru-Estado de Sao Paulo-Brasil. Hablaba sobre cómo lidiar con gente difícil en los relacionamientos. Ahí una mujer bien elegante, se pone de pie y me interrumpe diciendo: !Pastor, mire usted, no es fácil de lidiar con personas de un temperamento fuerte, no conoces a mi marido él es una bestia feroz ! Ahí en medio del auditório, le hice una pregunta como respuesta. Señora, ¿Usted se casó con una bestia? Ella me responde medio consternada, " Bueno, no es exactamente una bestia, pero es feroz!". ¿Digame usted  cómo entonces debo tratar a mi marido?, preguntó ella.

Le respondí : "Pues si su marido es muy difícil de lidiar, trátelo entonces como su enemigo? Ahí, sin querer, causé un revuelo  entre los participantes, un mumullo grave. ¿Cómo así, un Pastor dándo ese tipo de consejos? Alguién dijo, ¿Pastor explíquese?  ¡"Pues sí!, respondí, ¿cual fué la enseñanza de Jesús de cómo debemos tratar a nuestros enemigos?  Cómo una cuestión milagrosa, las mujeres participaban diciendo:

"! Pues que debemos amarlos, amad a nuestros enemigos¡! Que si nuestro enemigo tiene hambre y sed, dádle de comer y de beber!, respondió una, ... otra dijo: "Pues si tu enemigo te pidió la capa, que se la entreguemos  incluyendo la camisa y el pantalón! Ahí concluyendo, les dije: realmente si ustedes quieren saber cómo tratar con personas difíciles, deben hacer exactamente como dijo Jesús: Tratarlos como enemigos, esto es: Si les pide una bebida, háganle un juguito de naranja... Si les pide algo de comer, hágales un manjar bien exquisito, ... Si necesita de ropas para salir, dale ropas limpias lavadas y planchadas y que salga elegante, ... si les pide que les acompañe una hora para ver el partido de fútbol, quédense con él dos horas inclusive cuando se termine el evento y los comentários... Y por ahí vá la lista. Bueno, la história en verdad terminó bien... Ellas entendieron el mensaje.

Pero hablemos un poquito sobre el tema. .

Tratando con Gente Difícil - Esos Momentos Desafiantes

¿Cuál es el secreto para tratar con gente difícil? El causante de nuestra frustración puede ser un miembro de la familia, un compañero de trabajo, o un vendedor. Las personalidades chocan, los temperamentos explotan, y decimos y hacemos cosas de las que más tarde nos arrepentimos.

Hay algunos pasos que no sólo nos protegerán de más estrés, sino que nos ayudarán a establecer una actitud saludable durante esos momentos desafiantes.

La gente difícil cultiva la ansiedad, el resentimiento, o sentimientos de insuficiencia. A veces, un breve encuentro con ese individuo perturbador arruina todo nuestro día. Cualquier relación a largo plazo con gente difícil crea una tensión que crece cada día. Sin importar la duración de la confrontación, a menudo nos sentimos miserables.

Tratando con Gente Difícil - Las Categorías
 
Al tratar con gente difícil es útil saber lo que los motiva. Una persona difícil cae en tres categorías básicas:
  • La que drena a otros - Por naturaleza, su actitud depresiva y negativa los caracteriza como "chupa vidas." Frecuentemente, ellos nos exasperan y nos agotan. Ellos se quejan, pero rehúsan aceptar soluciones o tomar pasos para mejorar sus circunstancias.

  • La que irrespeta a otros - Debido a su crítica constante estamos siempre a la defensiva. Sus comentarios directos, hasta crueles, frecuentemente dejan cicatrices que persisten como abuso. Pueden ser indiferentes, actuar con rudeza excesiva y ridiculizar a expensas nuestras.

  • La que domina a otros - Cualquier naturaleza agresiva que domine nuestro lugar de trabajo (u hogar) por medio de la intimidación, es destructiva. La audacia y la seguridad en sí mismo da lugar a una maldad que ignora las consecuencias dañinas. La persona dominante cree en la ley del más fuerte.
Tratando con Gente Difícil - ¿Cómo hacerle frente?
 
Al tratar con gente difícil debemos aceptar que no podemos controlar la actitud de otros. Sin importar nuestros esfuerzos, no podemos cambiar el corazón de otra persona. De hecho, hasta la Biblia habla de esto: "Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez" (Marcos 7:21-22).

Nosotros también podemos convertirnos en una "persona difícil" cuando juzgamos a otro individuo. Dios tiene una manera de tratar con las personas que critican: "No juzguéis, y no seréis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido" (Mateo 7:1–2).

El tratar con gente difícil requiere cualidades que van en contra de la naturaleza humana. Todos nos resistimos a cambiar nuestras opiniones, especialmente si requiere renunciar a nuestros derechos. Pero cuando reflejamos la naturaleza de Dios, Su paz puede transformar a la más difícil de las relaciones. Cuando pasamos por alto los defectos de otros, Dios nos nota. "…Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia. Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. . . Y la paz de Dios gobierne vuestros corazones . . .” (Colosenses 3:12-15).

¡Encuentre ayuda!

Mantener las buenas relaciones en medio del conflicto no siempre es una tarea  fácil, especialmente cuando a la otra parte no le interesa en lo más mínimo que así sea. Pero, con que tú te dispongas a ser pacificador(a), es suficiente. Pueden otros constituirse en tus enemigos, pero tú, no eres enemigo de nadie. El que se ensaña con los demás es el que sale perdiendo. No importa cuál sea la causa, siempre hay margen para arreglar las diferencias. El que no lo ha entendido o no quiere entenderlo, no sabe el bienestar que se encuentra en la paz. El que vive en tinieblas no le interesa restaurar las relaciones y hasta se goza en mantener distancia, pero el creyente ha conocido al Dios de  Amor por lo que su deleite es permanecer en su Paz.

Dios de amor y de paz:
Gracias por Jesucristo que vino a hacer la paz entre Tú y yo. Asimismo te pido me ayudes a que, si es posible, en cuanto dependa de , pueda estar en paz con todas las personas, porque tu reino es uno de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. Ayúdame a seguir lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación. Muéveme  a seguir la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie te verá. Santifícame por completo; y todo mi ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Ayúdame a procurar con diligencia ser hallado(a) por El sin mancha e irreprensible, en paz. Cuento con la ayuda de tu Espíritu Santo y te doy las gracias en el nombre de JESUS. AMÉN. 

video

Dios te bendice grandemente,

Rev. Ruben Dario Daza
Pastor Presbiteriano.

2 comentarios:

  1. Tenaz cuando tienes a alguien con quien lidiar y los tercos que son. De todas maneras son válidos sus concejos.

    ResponderEliminar