jueves, 24 de marzo de 2011

Me Preguntaron que si Yo era Poeta... Dije que no




Me preguntaron que es ser poeta, respondí esto:

Poeta es aquel que crea de la nada mundos fascinantes atiborrados de toda especie de vida, flores y plantas hermosas de sorprendentes misterios, animales maravillosos colosales y diminutos de alucinantes mundos que deslumbra… Poeta creador que de lo grotesco y lo insignificante diseña un mundo mágico que seduce y cautiva, que crea vida, el vacío lo transforma en luz de estallidos  y materiales fulgurantes, todo, todo a través de la palabra.

Para mí el verdadero poeta es Dios. Fuente creadora que de sus palabras surgen mundos, universos, galaxias llenos de vida y de asombrosa belleza. Hágase la luz y ella aparece de la nada absorbiendo la oscuridad tenebrosa dejando todo más brillante, hermoso y alegre. Por la palabra, cuando quiere, ordena el sol parar su curso y como hijo obediente y dócil se detiene allá en medio del cielo esperando pacientemente; que de la tierra prometida pide  brotar a borbollones leche y miel como pechos de una madre que recién ha dado a luz.

De su poesía puede invitar a un pez grande para hospedar a un profeta en medio de sus entrañas donde se siente acogido y allí en las profundidades viscerales hace un poema de la más excelsa riqueza del alma. Poeta es Dios, que crea lugares paradisíacos fascinantes donde la paz y la armonía pueden andar juntos, el lobo puede morar con el cordero, el leopardo con el cabrito duermen juntos, el león y el becerro comerán hierba y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid.

Poeta es Dios, que de un cuerpo ensangrentado y lacerado lo transforma en pan comida sagrada y lo ofrece a sus hijos, que de la sangre derramada lo convierte en vino néctar de los dioses para convidar a su pueblo a participar de la fiesta solemne. Poeta es Dios que como un niño alegre va a nuestro encuentro y toca la puerta llamándonos para invitarnos a cenar juntos. Poeta es Dios donde con nostalgia y dolor hace todo de nuevo, cielos nuevos y tierra nueva y, no habrá necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque su gloria es quien la ilumine para tenernos bien juntos y que la vida continúe. !Ahhh! poesía de imponente belleza, que mundos tan fastuosos, poeta maravilloso, todo luz, todo puro, todo verdad.

Y yo quien soy, no soy poeta no, hasta me gustaría serlo, soy apenas alguien que ama esa poesía, ella me atrae, me arrastra y que de mi silencio más profundo me deslumbra y conquista.
 
Rev. Ruben Dario Daza B.

1 comentario:

  1. Rev. ruben, me gustó esa poesía al estilo sin rima. Le gustaria intercambiar material de varios temas, sobre el amor y la esperanza, la soledad y la desilusión. A propósito cuando hablas de un gran pez y su profeta, estás hablando de Jonas... me pareció muy ingenioso de su parte y esa parte que dice: Sangre-vino, carne-pan... se refiere a la Santa eucarístia?... Lo felicito, es usted muy conocedor de la Palabra de Dios. Siempre consideré a los Pastores Presbiterianos muy intelectuales, cultos, equilibrados teológicamente hablando. Un saludo de aqui de Medellin.

    ResponderEliminar